Blogia
rocko weblog

Ciudades Prisiones

“Una vez que pases las paredes gruesas y las puertas de la seguridad, cualquier semejanza a una cárcel normal desaparece…”

Es 1997, en 1988 el crimen en Estados Unidos aumento en un 400%. La ciudad de Nueva York se ha convertido en la única prisión de máxima seguridad del país. Todos sus accesos han sido minados. Dentro no hay guardias, sólo los presos y las sociedades que ellos mismos han establecido.

Es la aproximación que nos hace John Carpenter a una ciudad futurista, en su película Escape from New York, claro que la película fue filmada en 1981 y para como iban las cosas (y aun como van aun) la visión de Carpenter no era muy alejada de la realidad, un poco exagerada pero realidad al fin.

Pero saltemos al siglo XXI, aun la New York de Carpenter no es un total caos, la ciudad prisión aun permanece en la ficción, con su antihéroe de parche escondido en algún rincón. Pero al otro costado de América, en Bolivia, una pequeña prisión mal llamada San Pedro muestra detrás de sus muros el sueño de Carpenter hecha realidad.


Imagen: Rafael Estefanía, BBC Mundo.

“Una vez que pases las paredes gruesas y las puertas de la seguridad, cualquier semejanza a una cárcel normal desaparece: hay niños que juegan, un mercado, restaurantes, peluqueros e incluso un hotel. Viendo bien quizás se asemeje a las calles del Alto, la ciudad más pobre de Bolivia ubicada en las cercanías del La Paz.

No hay guardias dentro, tampoco barras del metal en las ventanas de las celdas. Esta libertad relativa viene en un precio: los internos tienen que pagar sus celdas, por ello la mayor parte de los presos tienen que trabajar dentro de la cárcel.

“Si tienes dinero que puedes vivir como un rey,” un interno me dijo: El dinero puede comprarte comodidad en las secciones “elegantes” de la prisión - uno del mejor es Los Pinos. Aquí, las celdas son espaciosas y tienen televisión, cuartos de baño privados, cocina y TV cable. Afuera, tienen mesas de billar, quioscos que venden el jugo fresco, y paradas del alimento. El coste de las celdas es entre $1.000 y $1.500 y se la compra mientras dure la condena del interno.

Pero también hay áreas pobres de la prisión, donde los internos tienen que compartir las celdas.”

Una ciudad dentro de la ciudad, como la imagino Carpenter, es la cárcel de San Pedro en La Paz (Bolivia) donde 1,500 internos (con sus niños y mujeres) tienen casas, trabajos, sus clases sociales, sus crímenes, sus escritores…

Otra ficción que se vuelve realidad en un rincón del mundo que la BBC en su Diario de Fotos nos lleva a recorrer y nos interna a las entrañas de una prisión convertida en ciudad.

Lea También:
BBC (EN): Photo journal - Inside a Bolivian jail.
Neatorama (EN): San Pedro City-Prison in Bolivia.
Wikipedia (EN): Escape from New York - John Carpenter.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Cheap Sildenafil -

Me gustaria saber como es la vida en este tipo de ciudades prisiones, me imagino que las personas viven mal.

Jordan 4 -

Tears are the silent language of grief.

Pablo Caballero -

Y el COF de obrajes es igual o más surrealista aun. Hay una señora presa que funciona como ama del calabozo (literalmente). Ella tiene las llaves de la cárcel...es para hacer una película, una novela, un cuento...
Y ni hablar de las cárceles del interior...San Pedro, Palmasola, quizás hasta en algún momento "parecen" cárceles...pero la de Trinidad por ejemplo...

Denilson -

Ótimo blog!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres