Blogia
rocko weblog

Literatura y Crónica Roja

La crónica roja es la comida para el morbo, abrir paginas o mirar imágenes crudas sin duda es un acto desagradable pero que de a poco se ha arraigado en la vida diaria. Los medios actuales se valen de la crónica roja para rebuscar y complacer ese interés malsano por las personas.

Eso pasa ahora, pero que tan diferente serian algunas obras literarias si hubieran contado con los medios actuales sensacionalistas; quizás el canibalismo de Cronos resaltaría en letras rojas abriendo los titulares “Extraño caso de canibalismo (Padre desconfiado devora a sus hijos después de ser dados a luz) la imagen de portada no seria otra que la de Goya y su “pintura negra”. “No hay peor bruto que el que no quiere oír (Le ruegan y le suplican, pero es una trampa…)” dirían de la obra de Shakespeare, “Julio Cesar” (acto tercero) donde Cesar es asesinado por Bruto. “No contento con matarlo, lo arrastra (Dos individuos, conocidos en el ambiente por su belicosidad, ajustaron cuentas con armas punzocortantes)”, que tal titular para retratar la muerte de Héctor a manos de Aquiles en “La Iliada”.

Mas allá de la anécdota y el rebusque de titulares, la idea ya ha esta siendo explotada. Linda manera de recuperar obras literarias e incentivar la lectura de una revista literaria mensual –ALEJANDRIA (Literatura, libros e ideas)- editada en La Paz (Bolivia). En el sector de Crónica Roja se recuperan escritos que bien podrían servir de titulares sensacionalistas, leyéndola se me ocurren ideas que bien podrían aportar a la sección, pinturas y canciones quizás buscando mil y una formas de apoyar a la cultura. En caso de que las ideas no lleguen a buen puerto, estaremos abriendo de acá a poco un sector de crónica roja por el blog.

CRÓNICA ROJA:

MUERTE DE AMANTES, PROVOCA DESMAYO
Celoso marido dio cuenta de adúlteros distraídos en la lectura.

(Segundo círculo del infierno, donde están los lujuriosos y los adúlteros)

-¡Oh, almas atormentadas, venid a hablarme si otro no se opone a ello.
-¡Oh, criatura graciosa y compasiva que nos visitas en medio de este aire negrusco a los que hemos teñido el mundo de sangre! Amor, que se apodera pronto de un corazón gentil, hizo que éste se prendara de aquel hermoso cuerpo que me fuera arrebatado de un modo que aun me atormenta. Amor, que no dispensa de amar al que es amado, hizo que me entregara vivamente al placer de que se embriaga éste, que, como ves, no me abandona nunca. Amor nos condujo a la misma muerte.

Al oír aquellas almas heridas, baje la cabeza y la tuve inclinada tanto tiempo que el poeta me dijo: ¿En que piensas?

- ¡Ah! -exclamé al contestarle- ¡Cuán dulces pensamientos, cuántos deseos les han conducido a este sitio tan doloroso!
Después me dirigí a ellos diciéndoles:
-Francesca, tus desgracias me hacen derramar tristes y compasivas lágrimas: ¿Cómo os permitió el Amor conocer vuestros secretos deseos?
Ella me contestó:
- Si tienes tantos deseos de conocer cual fue el principal origen de nuestro amor, haré como el que habla y llora a la vez. Leíamos un día por pasatiempo las aventuras de Lancelot y de que modo cayo éste en las redes del amor: estábamos solos y sin abrigar sospecha alguna. Aquella lectura hizo que nuestros ojos se buscaran muchas veces y que palideciera nuestro semblante; mas un solo pasaje fue el que decidió por nosotros. Cuando leíamos que la deseada sonrisa de la amada fue interrumpida por el beso del amante, éste, que se jamás se ha de separar de mí, me beso tembloroso en la boca: el libro y quien lo escribió fue para nosotros otro Giandotto; aquel día ya no leíamos más.
Mientras que un alma decía esto, la otra lloraba de tal modo, que, movido de compasión, desfallecí como si muriera y caí como cae un cuerpo inanimado.

Dante: Divina Comedia, Canto III.
(Crónica roja 3: Salida en Junio de 2006 en la revista literaria mensual “ALEJANDRIA -Literatura, libros e ideas-”).

La imagen: El momento del adulterio, previo asesinato de Giandotto a la pareja, retratado por Augusto Rodín.

Lea También:
Besos: (…) Quizás uno de los mas trágicos de la literatura sea el descrito por el italiano Dante Alighieri en el canto quinto del infierno, en “La divina comedia”. En la obra, el apasionado beso de Paolo y Francesca es sorprendido por Giandotto, el marido engañado que sin pensarlo, les quita la vida (…).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Anónimo -

mejores son los poemas

Javier -

Hola

Lamento estar tan off-topic, pero hay buenas sorpresas en el podcast.

Por cierto, ya nos acercamos al "guitarras 2", prueba de ello es justamente un buen segmenteo de este pasado show.

Ya nos ponemos de acuerdo

Saludos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres