Blogia
rocko weblog

Calvin, Hobbes & Joseph Merrick: Hombre Elefante

“Una cosa que me puso siempre triste sobre Joseph Merrick, era el hecho de que él no podría sonreír (…) Él podría llorar, pero él no podría sonreír” Frederick Treves

Calvin (C): Hola, Hobbes! / Hobbes (H): Santo cielo, que rayos anda mal contigo? / C: Mamá dice que si pongo esta cara, se paralizara así para siempre / H: Realmente crees que funcione? / C: Merece la pena probarlo / C: Apostaría que mis rasgos ya se están endureciendo / H: Siempre me gustaron las gárgolas.

El hombre elefante es el mutante mas famoso de todos los tiempos, sobre el se ha escrito, se han hecho películas y se ha llevado su vida al teatro de la mano del cantante David Bowie. La vida de Joseph Merrick es toda una aventura, apasionante por donde se la mire, llena de metáforas de vida. Las teorías que se manejaron sobre su malformación física se prestaron para diversas hipótesis, el propio Merrick alentó la idea que durante un desfile de animales del circo cercano su madre, estando embarazada de él, había sido empujada por la muchedumbre cayendo bajo un elefante. El terror que le causó la experiencia era el origen de sus deformidades, como cual maldición de cuento de hadas, esta versión fue la que adoptaban los jefes de pista en esas ferias de monstruos donde Merrick vivía mientras mutaba.

Papá (P): No pongas esa cara en la mesa, Calvin / C: No puedo evitarlo / Mama dijo que la cara se me quedaría así algún día. Y ya sucedió. / P: No, no lo creo / C: Ya paso papá! Mamá tenía razón. Estoy horriblemente desfigurado para toda la vida / P: No lo estas / C: Pero no te preocupes, no estropeare la cena. Mira! El hombre elefante!.

En Calvin y Hobbes se referencia a Joseph Merrick, de manera muy forzada quizás las edad de Calvin y de la Merrick coinciden en el momento que sus malformaciones empiezan a desarrollarse y hacerse notorias. En la segunda tira Calvin saca a relucir la mascara que uso Merrick como rostro por mucho tiempo, que mas que mascara era un costal con dos simples huecos que hacían de pasamontañas para ocultar su malformación y al igual que Calvin en la ultima frase del dialogo resume la verdadera función de la mascara de Merrick “No estropear la cena” que bien podría ser “No estropear el momento”, cualquiera que sea. Porque a la gente prejuiciosa, la mayoría, que rodeaba a Merrick no le molestaba su presencia, le molestaba su aspecto.


La leyenda del cartel: "No soy un animal! Soy un humano! Soy.....un hombre!"

Pero volviendo a la vida de Joseph Merrick, remitiéndome a la película de David Lynch y una que otra escasa referencia sobre el, hablar del hombre elefante y su malformación siempre debe ir de la mano con esa premisa de que el interior humano es lo más importante. Y que el esfuerzo personal, la dedicación y el respeto a los semejantes son pautas que debemos seguir para comprendernos unos a otros. Porque Merrick desde luego, no se hizo famoso por el cine o el teatro, pues ya en vida fue una leyenda y un ejemplo para el resto de los mortales.

Algo de la película de Lynch

La vida de Merrick para dar ese mensaje es toda una odisea con mas desventuras que alegrías, la tremenda película de Lynch así lo refleja, con momentos inhumanos y repulsivos y no es precisamente viendo el aspecto del hombre elefante. En el transcurso mismo de la película se puede notar un cambio en el espectador, no solo es mi percepción (mediten lo que sienten al ver la primera escena de Merrick y las finales). Al mismo tiempo la película viene cargada de mucha simbología y de momentos espectaculares que impactan: las lagrimas de Frederick Treves (Anthony Hopkins) al ver por primera vez al hombre elefante como bestia de circo, lagrimas de impotencia quizás, lagrimas de dolor o de repulsión; o las lagrimas de Joseph Merrick (John Hurt) al ser aceptado y ser tratado sin repugnancia por una mujer que nos vuelve a la frase de Frederick Treves “Él podría llorar, pero él no podría sonreír”. La película se desarrolla bajo esas bases hasta llegar a un final digno de aplausos.

Epílogos

La leyenda de Merrick ha sobrepasado el siglo XX y se ha vuelto en un icono de la historia humana, la referencia de Watterson en Calvin & Hobbes así lo demuestra cuando de una u otra forma no solo homenajea a Joseph Merrick, sino también convive con el y revive, Calvin mediante, al Hombre Elefante en una serie de tiras que van rodeadas con un poco de humor negro quizás queriendo facturar algo de la esencia de la vida desafortunada del personaje en cuestión.

Vea también:
Freaks, mutantes y la feria de los monstruos.
Comics Calvin & Hobbes: Serie “El hombre elefante” completa 4 tiras (1/2/3/4).
Calvin, Hobbes & Merrick: Hombre Elefante - Articulo y tiras para descargar en pdf.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Dävid -

Simplemente muy excelente

.Marfil. -

Como siempre, excelente. ;)

La Música Que Escuchan Todos -

Te cuento que ya estamos sindicados, y el primer programa ya está ahí, listo para ser escuchado. Aquí es su RSS :

http://feeds.feedburner.com/lamusicaytodos

Sigue en pie lo de la cooperación, no te olvides avisarnos.

Un gran saludo

Marco -

Jodido el post... siempre entro a tu blog, está excelente. Te invito a darte una vueltita por el mio, me dices qué tal. Saludos.

rºCkO -

John o Joseph, es complicado de decir, muchas referencias que encontre de buena fuente lo llaman Joseph Carey Merrick. John quizas fuera una abreviacion de esas que les gusta a los gringos.

Un saludo "jota"

Javier Rodríguez -

Me vienen a la mente los múltiples cameos del "Hombre Elefante" en la serie de TV "The Critic". O en "From Hell" de Alan Moore (bueno, ahí ES un personaje, y hablo de la Novela Gráfica). Ah, y el esqueleto bailarin junto a Jacko, vaya locura.

Aunque creo que se llamaba John Merrick, y no Joseph. Pero quizás me equivoco.

Por cierto, aceptada la sugerencia de Los Puertas. (Aunque el largo del tema hará que su aparición en el programa se retrase hasta mediados de septiembre, lo lamento) pero el siguiente fin de semana ya tendremos "Five to One" o "Celebration of The Lizard King" (depende...) y ya para dentro de dos programas la épica "The End". Bien, no?

Bueno, gracias por los augurios y deseos de buena suerte.

Nos estaremos viendo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres