Blogia
rocko weblog

Calvin, Hobbes & Borges

"Después vendrían otros tigres,
El tigre de fuego de Blake..."
Borges, el oro de los tigres

"I am about to take my last voyage, a great leap in the dark."
Thomas Hobbes

Una de las pasiones de Borges fue el tigre, un tema que lo persiguió recurrentemente en toda su obra, por eso no me extrañaría que a Borges le gustara como un oscuro secreto las tiras cómicas de Calvin and Hobbes.

Calvin dice:
- Tigre, tigre, que te enciendes en luz / por los bosques de la noche.
- Blake escribó eso. Aparentemente el tigre estaba en llamas, quizás porque su cola fue golpeada por un rayo o algo así.
- Tigres inflamables. Que loco tema para poesía.

Hobbes dice:
- Esto es porque intento dormir durante la mayor parte del día.

(Con referencia al poema de Blake, El Tigre)

Borges veía en el tigre a un ser misterioso, que guardaba en su piel secretos indescifrables, sea como sea, dedicó muchas páginas ha habla del animal que lo perseguía en sueños e insomnios.

Una famosa página de Blake hace del tigre un fuego que resplandece y un arquetipo eterno del mal; prefiero aquella sentencia de Chesterton, que lo define como símbolo de terrible elegancia. No hay palabras, por lo demás, que puedan ser cifra del tigres, forma que desde hace siglos habita la imaginación de los hombres. Siempre me atrajo el tigre. Sé que me demoraba, de niño, ante cierta jaula del zoológico; nada me importaban las otras. Juzgaba a las enciclopedias y a los libros de historia natural por los grabados de los tigres.

Pero Borges no se queda sólo con el tigre, su enciclopédica mente permite intertextualidades constantes en toda su obra, no es por eso de extrañarse que también hable de Hobbes, el filósofo que le dio vida al felino de peluche. Lo cita justamente como epígrafe de su muy famoso cuento "El Aleph":

"Nos enseñaran, sin embargo, que la Eternidad es la paralización del Tiempo Presente, el Nunc-Stans (como las Escuelas lo llaman); al cual ni ellas, ni nadie comprende, no más de lo que comprenderían el Hic- Stans, referido a una infinita grandeza del espacio" (El Leviathán de Thomas Hobbes).

En un artículo sobre la intertextualidad dentro del Calvin and Hobbes el escritor cita a Todorov: "no hay ningún enunciado que no se relacione con otros enunciados, y eso es esencial". Y evidentemente tiene razón, el artículo muestra ciertas referencias que se encuentran en el cómic (Duchamp, el cine negro, etc.) en un estudio muy simple e incompleto, pero igual plantenado esta posibilidad de lectura del comic del niño y del tigre.

En la tira cómica que precede este post, Calvin cita a Blake, al tigre de Blake mil veces dibujado e imaginado por Borges. Incluso existe (derecha) un dibujo de Borges niño que ya prefigura esta pasión que lo seguiría toda su vida: Suelo pensar entonces : Éste es un sueño, una pura diversión de mi voluntad, y ya que tengo un ilimitado poder, voy a causar un tigre.

No es extraño entonces encontrar el mítico tigre en llamas de Blake transfigurado en el felino compañero de un niño y también, porque no, en el felino compañero de un escritor ciego y sabio.

"Iba y venía, delicado y fatal, cargado de infinita energía, del otro lado de los firmes barrotes y todos lo mirábamos. Era el tigre de esa mañana, en Palermo, y el tigre del Oriente y el tigre de Blake y de Hugo y Shere Khan, y los tigres que fueron y que serán y asimismo el tigre arquetipo, ya que el individuo, en su caso, es toda la especie. Pensamos que era sanguinario y hermoso. Norah, una niña, dijo: Está hecho para el amor.
El tigre

Articulo original publicado por Miguel Esquirol, en una de sus páginas sueltas publicadas en la bitácora de un forastero, que no simplemente podía ser citada.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres