Blogia
rocko weblog

Ficciones sobre los viajes en el tiempo

Ficciones sobre los viajes en el tiempo

"Tal vez aprender a manejar la máquina del atrevimiento, para viajar instantáneamente a los límites de la vida inmediata, para fundar de vez en cuando un breve paraíso sin porvenir ni pasado, sin el doble chantaje de la nostalgia y del miedo.” (H.G. Wells - La máquina del tiempo, 1895)

“Y si alguna vez viajas al pasado no vayas a tocar nada, porque el mas pequeño cambio puede alterar el futuro de manera inimaginable”
Abraham Simpson (Time and Punishment – Los Simpsons)

Cine, televisión, literatura, el hombre mismo se han visto encantados con ese sueño utópico de viajar en el tiempo. La literatura nos ha dado cientos de relatos exquisitos a punta de pluma e imaginación, televisión y cine se ha visto enamorados de potentes libretos para darle formas y texturas a las cosas que hace algún tiempo solo podíamos imaginar…

Los viajes en el tiempo han constituido uno de los sueños básicos del ser humano. Hay quien sueña con volver al pasado cercano para enmendar su vida y errores, mientras que otros desearían estar ya en el futuro para olvidar su penosa vida actual. También los hay que están convencidos de que la vida en épocas gloriosas del pasado era, cuando menos, más atractiva que la actual y desearían haber vivido, por ejemplo, durante los años de la dominación romana, con sus centuriones y emperadores vitoreados por el pueblo, en oposición a quienes prefieren recrearse en la época de Luís XV o el esplendor de Viena.

La máquina del tiempo (The Time Machine - H.G. Wells, 1895)

"[El hombre civilizado] puede vencer la gravedad utilizando globos, ¿por qué no le sería entonces posible también detener o acelerar su fluir por la dimensión temporal, o incluso revertirlo y viajar hacia atrás en ella?"( H.G. Wells)

Escribir sobre las maquinas en el tiempo y los viajes temporales nos remite a nombrar a H.G. Wells y la novela que ha sido la referencia obligada “The Time Machine”.

La historia en si es sencilla, una noche en la campiña inglesa, un enigmático personaje al que solo conocemos por su apodo: “El Viajero del Tiempo”, explica a un círculo de amigos suyos, intelectuales y representantes de las clases en el poder del imperio británico la teoría del viaje en el tiempo. No le creen y les muestra una máquina de su invención –la famosa máquina del título- que le permitirá cruzar el tiempo como si fuese una dimensión espacial. En una velada posterior, los mismos personajes encuentran al Viajero exhausto, agotado. Afirma haber hecho un viaje en el tiempo mismo hacia el año 802 701. La forma en que la máquina realiza el viaje es de por si pintoresca; muestra el medio ambiente alrededor y su cambio constante en cuestión de segundos cubriendo ese extenso lapso de tiempo. Así pues, el Viajero ha podido ver los cambios en la arquitectura inglesa y se refiere a grandes edificios (¿los edificios de la Inglaterra actual?). Al detenerse en ese distante futuro, encuentra a un pueblo de agraciados seres, los Eloi, delicados y amables, que viven en un mundo de primavera perpetua, pero carentes de curiosidad o interés científico, que dan una cálida bienvenida al Viajero pero están totalmente abstraídos en su ocioso modo de vida, mantenidos por misteriosos benefactores que les proporcionan el alimento diario. Dichos benefactores no serán sino el otro lado de la moneda: los Morlocks, los descendientes de los trabajadores que mantenían a la clase privilegiada durante la cima de la civilización, y de los cuales los Eloi son descendientes. Los mantienen por una razón muy egoísta: son su alimento. Tras hacerse amigo de una Eloi –Weena- y huir con las justas de los Morlocks, el Viajero del Tiempo regresa al presente para hacer un relato de sus peripecias, pero ante la incredulidad de sus contemporáneos decide partir de nuevo para traer pruebas de sus aventuras con destino incierto…

Aun cuando “el argumento” sea un viaje al futuro remoto y la descripción de la sociedad en el año 802.701, el tema central de la novela es la responsabilidad de los hombres con respecto al porvenir. La forma de vida, las costumbres, las crueldades y la decadencia que el viajero del tiempo encuentra en su periplo es el resultado de lo que cada generación humana realice en el presente. Esa es la lección y la clave que la novela encierra.

Tiempo después se hizo una adaptación de la novela de H.G. Wells para el cine llamada “El tiempo en sus manos” (1960).

La máquina del tiempo (The Time Machine, 2002)

La máquina del tiempo, más que una nueva adaptación del clásico de Wells, es un remake de El tiempo en sus manos en la línea de las preocupaciones y preferencias de nuestra época.

El profesor Alexander Hartdegen, un científico de la época victoriana, inventa una máquina del tiempo y tras la muerte de su prometida viaja al pasado para intentar cambiar dicho suceso. Pero tras varios intentos se da cuenta que haga lo que haga no puede impedir su muerte. Para evitar el doloroso recuerdo de su amada decide utilizar la máquina del tiempo para viajar hacia el futuro.

Alexander realiza un trayecto parecido al realizado por George en El tiempo en sus manos, pero con una diferencia significativa. Si en la primera película la Tercera Guerra Mundial suponía un hecho catastrófico para la humanidad, en esta película es el uso insensato y codicioso de la tecnología lo que provoca un desastre natural de consecuencias equiparables. Parece que el miedo a la guerra ha sido sustituido por el terror al uso descontrolado de la tecnología, mucho más al gusto de una sociedad como la nuestra aquejada por desastres ecológicos, superpoblación y heredera de la era atómica.

El final del viaje también lleva al protagonista a un mundo habitado por Elois y Morlocks. Pero esta vez el argumento se distancia bastante de la idea original de la novela. Los Elois no se nos presentan ahora como unos seres indolentes y poco inteligentes, sino como un grupo multiétnico que vive en armonía con la naturaleza y que evita a los Morlocks viviendo en edificios construidos en zonas acantiladas. Sin lugar a dudas los Elois corresponden a los humanos actuales que han sufrido un proceso evolutivo que les ha despojado de nuestros aspectos negativos.

En cambio los Morlocks siguen apareciendo como los malos de la película. Son los descendientes de aquellos que provocaron la catástrofe ecológica que asoló el planeta y que tras el incidente se refugiaron bajo tierra. La evolución les ha exagerado los aspectos agresivos y destructivos, y para no desentonar, su apariencia es monstruosa y terrible.

El sonido del trueno (A Sound of thunder)

La modificación del pasado que afecta al futuro son constantes en las películas sobre los viajes temporales donde la mera presencia del viajero en el tiempo modifica el pasado produciendo, a su vez, cambios en el futuro que impiden la existencia del propio viajero. Esto mismo es lo que plantea Ray Bradbury en su cuento "a sound of thunder”.

Trata de una empresa que organiza safaris a la prehistoria. Se les advierte a los viajeros que no deben tocar nada. La mínima alteración, propagada a lo largo de millones de años, puede producir cambios impredecibles en el futuro. Y eso es lo que pasa: uno de los viajeros mata una mariposa y, al regresar a su tiempo, encuentra el mundo cambiado.

El relato es exquisito y las consecuencias de los viajes alucinantes, por ejemplo un mundo sumergido bajo el agua y los humanos evolucionados en forma de seres acuáticos. En otro viaje la onda cambia toda la tierra y evoluciona como un planeta vegetal, seres mitad gorilas, mitad dinosaurios. Todo cambio tiene una consecuencia que llega con una onda expansiva en forma de ola en el mar.

Regreso al futuro (Back to the Future, 1985-1989-1990)

La trilogía nacida en los 80, Regreso al Futuro es la perfecta película sobre el viaje en el tiempo donde las paradojas espacio tiempo están a la orden del día.

El argumento de la película gira en torno al adolescente nada afortunado Marty McFly (Michael J. Fox) y el científico loco doctor Emmet Brown (Christopher Lloyd). Es precisamente el Doc Brown el que le ofrece a Marty la oportunidad de cambiar su suerte pero de la manera menos pensada: una máquina del tiempo construida en un DeLorean que funciona con plutonio, invento que concibió en los 50 con un concepto llamado el condensador de flujos (que más adelante en la cinta sabremos de qué se trata). El científico construyó dicha máquina para descubrir los misterios que intrigan a la humanidad pero el día en que le muestra a Marty el invento en cuestión un incidente da un giro de 180 grados al destino del pobre joven, ya que para concluir su artefacto el Doc tuvo a bien robar plutonio de unos traficantes, por lo que éstos asesinan lo asesinan. Al tratar de escapar Marty usa el auto y viaja accidentalmente al año 1955. Para acabar de empeorar las cosas se encuentra con sus futuros padres antes de que se conociesen, y su madre se enamora de él y no de su padre, por lo que la propia existencia de Marty corre peligro.

Las secuelas llegan por inercia, en Regreso al futuro II (Back to the Future Part II, 1989), Marty y Doc viajan al año 2015 para resolver algunos problemas familiares, pero el malvado de turno les roba la máquina del tiempo para cambiar el pasado en su propio beneficio. En Regreso al futuro III (Back to the Future Part III, 1990), Marty deberá viajar hasta el año 1885 para salvar a su amigo Doc que ha quedado atrapado en la época del salvaje oeste americano.

Lo más rescatable de la trilogía clásica el tratamiento espacio-tiempo y el conflicto que se genera al cambiar el pasado y las posibles consecuencias en el futuro.

Terminator (The Terminator, 1984-1991-2003)

La saga de terminador, es la más comercial de las que de cierto modo tocan el tema de los viajes en el tiempo. La trama es conocida por todos, máquinas lideradas por una supercomputadora iniciarán una revolución que pretende la aniquilación total de la raza humana. Pero finalmente no tienen éxito pues John Connor dirigirá la resistencia que les pondrá en jaque. Las máquinas, en The Terminador (1984), como último recurso envían a un cyborg asesino al pasado con la intención de matar la madre de Connor y evitar así su nacimiento. Por otra parte la resistencia humana envía a un soldado humano que deberá detener al terminator.

En Terminator 2: Judgment Day (1991), se repite la trama de la primera parte: las máquinas envían a un cyborg, mucho mas evolucionado que puede transformarse a voluntad, al pasado con la intención de matar a un adolescente John Connor y la resistencia humana envía a su agente, un cyborg reprogramado, para protegerle.

La trama tiene un giro considerable en Terminator 3: Rise of the Machines (2003), donde se cuestiona sobre si los efectos de los viajes temporales al pasado pueden cambiar en definitiva el futuro. En mi opinión es la mejor película de la saga, llena de trasfondos y esa reflexión hecha sobre que cada espacio en el tiempo tiene su propia línea paralela. Cada acción en el pasado tiene su propia línea de tiempo.

En Terminador, el día del juicio es inevitable, el futuro se niega a cambiar.

Atrapado en el tiempo (Groundhog Day, 1993)

Una película de culto sobre el viaje temporal, aunque en este caso de manera extraña, casi mágica donde se pone en el tapete todas las reacciones posibles en un fenómeno peculiar.

Bill Murray, es un meteorólogo antipático y cínico que va a cubrir la fiesta conocida como el día de la marmota con una productora y un camarógrafo. El protagonista está bastante aburrido de hacer eso todos los años, le desagrada profundamente la ritualística pueblerina y tiene una actitud bastante despreciativa por eso y en medio de ello queda atrapado en un bucle temporal repitiendo cada día la misma escena: el pueblo y su reportaje sobre El día de la marmota.

Los guionistas son unos maestros y hacen que el proceso evolutivo de la conciencia de los personajes sea perfecto. Al repetirse la escena cada día, el personaje, al principio se extraña, después la usufructúa. Es en ese momento donde el personaje va pasando por diferentes fases donde el robo, la desesperación, el suicidio constante de una y mil formas se convierten en su pan del día, pero con esos fenómenos llega la fase de aprendizaje. En una especie de “evolución moral”, el hombre decide dedicarse a hacer el bien. Como conoce a la perfección la vida del pueblo, sabe que a determinada hora va a haber alguien en problemas. Entonces, empieza a cumplir una especie de misión solidaria yendo de un lugar al otro para salvar vidas.

El paradigma del film sobre el tema del tiempo es planteado de un modo perfecto en esta película, el ciclo constante que tiene que vivir un individuo atrapado en el tiempo, el tratamiento de la situación y el tiempo se hallan excelentemente retratados en esta película.

El Efecto Mariposa (The Butterfly Effect)

El efecto mariposa es la amplificación de errores que pueden aparecer en el comportamiento de un sistema complejo. En definitiva, el efecto mariposa es una de las características del comportamiento de un sistema caótico, en el que las variables cambian de forma compleja y errática, haciendo imposible hacer predicciones más allá de un determinado punto, que recibe el nombre de horizonte e predicciones.

Bajo ese concepto se mueve la película protagonizada por Ashton Kutcher, The Butterfly effect, donde los viajes temporales al pasado y sus consecuencias en el futuro son retratados de diferentes formas. En la película para el viaje en el tiempo no se usan los clásicos medios mecánicos sino el protagonista logra proyectar su mente en el tiempo hacia el pasado.

Evan Treborn (Ashton Kutcher) ha perdido la noción del tiempo. Desde una edad muy temprana, momentos cruciales en su vida han desaparecido en el agujero negro del olvido; su infancia se ha visto marcada por una serie de acontecimientos aterradores que no es capaz de recordar. Ya adolescente descubre que puede proyectar su mente en el tiempo hacia el pasado gracias a los diarios que escribía de pequeño y, así, cambiar algunos de los terribles hechos de su infancia, con el fin de ayudarse a sí mismo y, por supuesto, a sus amigos, de las duras consecuencias que tuvieron en sus vidas. Claro está, como sabe todo buen aficionado, el más mínimo cambio en el pasado provoca que se creen una serie de realidades alternativas en las que el presente del protagonista ha cambiado por completo (y lamentablemente, no a mejor, sino a mucho peor), por lo que se verá obligado a viajar una y otra vez con el fin de arreglar el creciente desaguisado.

El tema de los viajes y el mensaje lanzado parece ser la constante en todas las ficciones, la película el efecto mariposa no es la excepción, con mezcla de intriga y terror psicológico mantiene ese hilo que lo une a las ficciones sobre los viajes en el tiempo.

Series animadas:

“Y si alguna vez viajas al pasado no vayas a tocar nada, porque el mas pequeño cambio puede alterar el futuro de manera inimaginable”
Abraham Simpson (Time and Punishment – Los Simpsons)

Los Simpsons: El viaje temporal y sus efectos, la idea de un presente que cambia por la muerte de una mariposa prehistórica es satirizada en un capítulo de Los Simpsons. Tratando de arreglar una tostadora, Homero inventa una máquina del tiempo que lo lleva a la prehistoria. A pesar del consejo de su padre ("Si alguna vez llegas a viajar al pasado, no toques nada"), Homero no puede evitar matar una mariposa (y luego un dinosaurio, y un mamut, y una flor, y toda la fauna prehistórica) cambiando cada vez más el mundo de su presente.

Futurama: La serie se origina con un viaje temporal no programado hacia el futuro. O más bien, el viaje de un cuerpo humano Criogenizado desde 1999 hasta el año 2999. Philip J. Fry, un joven repartidor de pizza neoyorquino fracasado y desmotivado que es criogénicamente congelado por accidente la Nochevieja de 1999. Mil años después es descongelado, encontrándose en Nueva York el 31 de diciembre de 2999. La ambientación futurista permitió a los guionistas ser creativos con su humor al presentar en la serie ideas y sucesos de la ciencia ficción pulp de mediados del siglo XX.

En la serie, Fry tropieza con el problema sobre el efecto de los viajes temporales cuando nuevamente lo quieren mantener en reposo criogénico, para “enviarlo” al futuro y al este negarse y destrozar la capsula criogénica, altera el futuro y el mismo presente (el eterno dilema del “efecto mariposa”), siendo tragado por un agujero negro, por así decirlo.

Comic:

En el comic uno de los ejemplos mas recurrentes se ve en las tiras cómicas de Calvin & Hobbes que conjuntamente la imaginación de Bill Watterson hacen que Calvin y su tigre viajen por el tiempo.

La tira que acompaña este articulo es parte de una serie de 26, donde Calvin y Hobbes viajan al pasado, (a la época donde no existían los dinosaurios, solamente los zoológicos –broma Simpson incluida-) a la época prehistórica donde encuentran dinosaurios, es la primera serie de tiras donde los personajes hacen un viaje temporal –experimental- que realizan en la emulación a la maquina imaginada por H.G. Wells. En otras oportunidades, con más experiencia, Calvin y Hobbes viajan al futuro para exigir a su yo futuro las tareas escolares y cosas similares.

También hay una tira particular donde Calvin, tomando forma de alter ego “Stupendous Man”, retrocede el tiempo haciendo girar el planeta en forma contraria a su rotación normal, poniendo en el tapete la teoría de que los movimientos planetarios son simétricos respecto del tiempo. El mensaje en todos los comics no es otro que da H.G. Wells en “the time machine”, tratar de arreglar el pasado siempre trae peores consecuencias.


Epílogos:

“Hay quienes juzgan que la literatura fantástica es un género lateral; sé que es el más antiguo, sé que, bajo cualquier latitud, 1a cosmogonía y la mitología son anteriores a 1a novela de costumbres.” (Jorge Luís Borges)

El tiempo y su transcurrir, siempre ha sido uno de los grandes desafíos de los humanos, es por esto que muchos autores han escrito sobre este tema y han sido también, para el cine y la televisión, un tema fecundo el cómo transportarse hacia el pasado o el futuro, pero la paradoja que esto representa siempre fue el centro estos relatos porque permite planteamientos fascinantes y nos abren un abanico de oportunidades para deleitar la imaginación.

Oscar Wilde describió a Herbert George Wells como "un Jules Verne inglés". Wells nunca se lo perdonó. Porque, cuando éste creó su ingeniosa máquina del tiempo, no se limitó a trasladar a su inventor al año 802701 para que contemplara un Londres desconocido, una raza humana degenerada, un mundo en ruinas, producto de una "civilización" desmesurada y un progreso científico incontrolado. Apoyándose en el socialismo utópico, hay tras este relato una lúcida sátira de la sociedad capitalista de entonces, acaso trasladable a la de ahora, que, sin llegar a tan improbable siglo, nos ha puesto al borde de esa playa glacial que descubre el viajero unos milenios más allá.

Un plus: The Time Machine - H.G. Wells (version on line)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Nike Shox Rivalry -

Friendship will be thinking about caring, written in regards to write in the sincere greeting will bless, written in the beautiful words, words written in my heart, I will write on the blessings, wish your happy, happy friends long company!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres