Blogia
rocko weblog

Mensaje de Carlos Mesa anunciando su renuncia

"El día de mañana, a primera hora de la mañana, presentaré al presidente del Congreso Nacional mi renuncia a la Presidencia de la República, para que el Congreso Nacional la considere", declaró el Presidente Carlos Mesa.

Ciudadanas y ciudadanos de Bolivia:
El pasado viernes, el honorable diputado nacional Evo Morales, además jefe del Movimiento Al Socialismo, el principal partido en este momento en el país, ha hecho conocer a Bolivia que ha decidido un bloqueo nacional de caminos y que ha decidido también la movilización de sus partidarios en todas las ciudades de Bolivia.
La decisión del diputado Evo Morales responde, según sus propias palabras, a que el Parlamento nacional apruebe la Ley de Hidrocarburos y que se lleve adelante la Asamblea Constituyente.
Adicionalmente, el dirigente de la Federación de Juntas Vecinales de El Alto, Abel Mamani, ha decidido radicalizar sus medidas con un bloqueo total, desde la ciudad de El Alto contra la ciudad de La Paz, para forzar a la salida inmediata de Aguas del Illimani de la ciudad de El Alto, es decir, que se entregue a SAMAPA la administración del agua y que se obligue a Aguas del Illimani a salir y además que se intervenga la empresa.
Estas dos decisiones plantean que a partir de las próximas horas podemos tener en muy poco tiempo el país totalmente bloqueado, bloqueadas las principales carreteras, bloqueadas las principales ciudades, de hecho, Sucre, la capital de la República, está ahora totalmente aislada del resto del país, con serios problemas de abastecimiento de gasolina y con graves problemas incluso ya de abastecimiento alimentario.
Es previsible que en tres o cuatro días, hacia el miércoles o jueves, las principales ciudades pero particularmente la ciudad de La Paz no tengan combustible y empiecen a tener problemas de abastecimiento de alimentos.
Ante una situación como esta se preguntará usted que me está viendo ¿cuál es la decisión del gobierno?, ¿qué es lo que el gobierno va a hacer, y el objeto de este mensaje que le estoy dando tiene como objetivo por supuesto responderle a esa pregunta.
Pero permítame primero decirle que he hecho, en estas horas, una profunda reflexión, me he preguntado a mi mismo, ¿cuál es la razón que explica, que pueda justificar una medida de tal magnitud?, ¿qué hemos hecho todos para merecer que el país esté totalmente bloqueado en las próximas horas?.
Y creo que esa es una pregunta que nos tenemos que hacer todos los bolivianos. Quiero recordarles que el 17 de octubre del 2003, el país sufrió una situación parecida con un ingrediente fundamental distinto, un ingrediente fundamental de extrema violencia, de la muerte de varios compatriotas y de la decisión del anterior presidente de responder negativamente a determinadas propuestas y planteamientos del país.
Quiero que nos pongamos hoy a considerar, qué es lo que hemos hecho para que el honorable Evo Morales decida poner al país en jaque, bloquearnos a todos, bloquear a Bolivia.
Primer elemento, la Asamblea Constituyente. Quiero recordarle al diputado Morales y a usted, que el 17 de octubre del 2003, este presidente, Carlos Mesa, planteó la Asamblea Constituyente, y la planteó desde donde debía y podía hacerlo que es, desde la Presidencia de la República, desde el poder Ejecutivo.
Creo en la Asamblea, apuesto por la Asamblea Constituyente, y he luchado todos los días de mi gobierno para que la Asamblea Constituyente sea una realidad. Hoy no he cambiado mi posición, soy militante defensor, propulsor y constructor de la Asamblea Constituyente.
¿Necesita Bolivia un bloqueo para convencer a alguien, para convencerse a si misma de la necesidad de la Asamblea Constituyente?, por supuesto que no.
Si el presidente Carlos Mesa y los bolivianos le hubiéramos dicho al conjunto de la sociedad, no queremos Asamblea Constituyente, podría entender perfectamente que sea necesaria una medida de presión, pero esto, no es así.
Por lo tanto, plantear un bloqueo nacional para llevar adelante una Asamblea Constituyente, es, simple y sencillamente una falacia, una presión, una actitud autoritaria inadmisible.
¿No será que el honorable diputado Evo Morales, lo que quiere es, una Asamblea Constituyente a su imagen y semejanza?, la que él quiere, como él quiere en los términos que él nos quiere obligar a plantear?, espero que no.
Asumo que el diputado Evo Morales es demócrata y asumo que aceptará, como tenemos la obligación de aceptar todos que elegiremos libre y democráticamente a nuestros constituyentes, y que quienes sean elegidos decidirán la Constitución que el país necesita, y si esta es la realidad, no necesitamos que nos bloqueen, y no necesitamos que nos amenacen, y no necesitamos que nos pongan contra la pared, para un resultado que nadie está diciendo que está en contra de hacer, y menos que nadie quien les habla el Presidente de la República.
Por lo tanto, el primer argumento para el bloqueo nacional de caminos, es un argumento inaceptable. El Congreso Nacional tiene que aprobar una ley de Asamblea Constituyente, y que yo sepa, el Congreso Nacional no ha dicho no vamos a considerar esa ley.
El segundo elemento que plantea el señor Evo Morales está vinculado a la aprobación de la Ley de Hidrocarburos, ¿qué Ley de Hidrocarburos?. La Ley de Hidrocarburos que plantea el honorable Evo Morales, jefe del MAS, es una ley inviable e imposible.
Quiero subrayar lo que estoy diciendo, es una ley inviable e imposible, ¿porque lo digo yo?, en absoluto. Si yo creyera que el planteamiento de proyecto de ley de la Comisión de Desarrollo Económico de la Honorable Cámara de Diputados tiene viabilidad práctica, podríamos discutir los elementos de diferencia, lo que plantea la ley del señor Evo Morales, es una ley que la Comunidad Internacional no acepta, y que las empresas petroleras van a llevar al arbitraje.
Y las empresas petroleras llevan al arbitraje una ley que coloca al país en una situación de imposibilidad de llevar adelante ninguno de sus proyectos y programas, que eso es justo o es injusto, es un tema de discusión y de debate, pero, está claro y nos lo han dicho todos, nos lo ha dicho el Brasil, nos lo ha dicho España, nos lo ha dicho el Banco Mundial, nos lo ha dicho Estados Unidos, nos lo ha dicho el Fondo Monetario Internacional, nos lo ha dicho Gran Bretaña, nos lo ha dicho el conjunto de la Unión Europea, señores bolivianos aprueben una ley que sea viable y aceptable para la Comunidad Internacional.
En el momento en que una sola empresa petrolera coloque en entredicho la Ley de Hidrocarburos aprobada por Bolivia, el Congreso de los Estados Unidos puede marcar la imposibilidad de llevar adelante sus programas de ayuda para con Bolivia, la Unión Europea puede generar una visión de ponerle una suerte de congeladora al apoyo a nuestro país.
Usted dirá que nosotros no tenemos que tomar ninguna decisión en función de la presión internacional, yo quiero responderle con absoluta claridad, para que usted maestro, para que usted médico, para que usted trabajador de salud, trabajadora de salud, maestra, médica, reciba a fin de mes su salario, necesitamos el apoyo y el dinero contante y sonante que nos llega desde afuera, porque el Tesoro General de la Nación no puede cubrir con los ingresos de impuestos, con los ingresos que genera Bolivia, la cantidad suficiente para pagar salarios.
En consecuencia, es muy fácil, sentado afuera en palco mirando al gobierno y exigiéndole todo al gobierno, decirle al gobierno, a mi no me importa señor si usted tiene o no tiene plata, pero a mi que soy gobierno si me importa y a usted maestra y maestro sí le importa que yo le pague a fin de mes, y si yo no recibo ayuda internacional no le voy a pagar su salario, no porque no quiera sino porque no puedo.
No es responsable de mi parte el aprobar la ley que el señor Evo Morales quiere plantearle a Bolivia, porque mi obligación como presidente es decirle la verdad a usted, mi obligación como presidente es garantizarle a usted que el país tiene viabilidad en el largo plazo y tiene una relación sensata, racional con la Comunidad Internacional.
No es, como usted podría pensar, capricho de Estados Unidos, no. Le he mencionado a Brasil, le he mencionado a España, le he mencionado a Francia, le he mencionado a Gran Bretaña, le he mencionado a Estados Unidos, le he mencionado Al BID, le he mencionado a la CAF, le he mencionado al Banco Mundial, le he mencionado al Fondo Monetario Internacional.
La Comunidad Internacional es todo el mundo, no es un país, no se confunda usted creyendo que estamos recibiendo una presión de Estados Unidos que nos quiere reventar porque eso es mentira, hemos recibido un apoyo extraordinario de la Comunidad Internacional, y ese apoyo extraordinario se basa en que Bolivia tenga reglas razonables con esa comunidad, yo no voy a aprobar una ley que en dos semanas coloque a Bolivia como un país interdicto de la Comunidad Internacional.
Vamos ahora al siguiente razonamiento, ¿el presidente Carlos Mesa le está planteando a Bolivia una ley como la ley anterior?, ¿se parece en algo el proyecto de ley del presidente Carlos Mesa a la ley que presentó y aprobó el presidente Sánchez de Lozada?, no se parece, yo quiero recordarle que contra viento y marea, contra aquellos que hoy se han subido al carro de una Ley de Hidrocarburos en favor del Estado, que cuando hice el Referéndum nos hicieron la vida imposible, trataron de que ese Referéndum no se hiciese, lo boicotearon por todos los medios posible, y usted, usted que cree en nosotros votó, y ese voto marcó respuestas claras en el Referéndum.
Mi ley, la ley de nuestro gobierno, el proyecto que presentamos al Congreso Nacional, es una ley que responde rigurosamente las respuestas del referéndum, las cinco preguntas y sus cinco respuestas, sin traicionar un milímetro el mandato popular, nuestra ley es una ley que favorece al Estado, es una ley que hace que el Estado tenga una empresa a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos fuerte, sólida, creíble, que invierte y que está en todo el mecanismo de operación, en los mecanismos de exploración de petróleo y explotación de petróleo y gas.
Nuestra ley es una ley absolutamente clara en función de los ingresos que pasan del 18% al 50% en favor de Bolivia, nuestra ley es una ley que garantiza el uso adecuado de esos recursos, principalmente para educación y salud.
Por lo tanto es una mentira, una mentira flagrante e inaceptable que el señor Evo Morales y el señor Santos Ramírez, le digan a Bolivia y traten de engañar a Bolivia, diciendo que lo que ellos plantean es una ley nacionalizadora y lo que nosotros planteamos es una ley que favorece a las empresas petroleras.
Las empresas petroleras están absolutamente claras en la idea de que se acabó una etapa en la que tenían todas las ventajas y casi ninguna desventaja, las empresas petroleras saben que la propuesta de ley de nuestro gobierno es una propuesta que les exige pagar a Bolivia con justicia y con equidad.
Por lo tanto no acepto, y le pido a usted ciudadano que no crea esa mentira gigantesca e inaceptable de que Evo Morales tiene una ley en favor del país y Carlos Mesa y su gobierno una ley en contra del país.
Que Evo Morales me demuestre un solo elemento que traicione de nuestro proyecto de ley lo que fueron las cinco respuestas que usted nos ha dado en el Referéndum, no tiene la posibilidad de una sola respuesta o argumentación para demostrarlo, la diferencia entre la propuesta del señor Morales y la nuestra, es que nuestra ley que favorece a Bolivia, que fortalece al Estado boliviano, que permite ingresos extraordinariamente importantes para el país, es posible de aplicar, porque la Comunidad Internacional la puede entender y la puede aceptar.
Y la propuesta de don Evo Morales, quizás magnífica en los papeles, no puede pasar por la respuesta básica de que tengamos una relación sana, creativa y de inversión razonable para nuestro país.
Quiero en esto, marcar una realidad objetiva, Bolivia necesita más que ningún otro país de América Latina, más que ningún otro país de América Latina, la inversión extranjera y la cooperación extranjera, porque no hay un solo país en América Latina más dependiente que Bolivia en lo que hace a la cooperación.
Si se cortan los mecanismos de cooperación a nuestro país no podemos funcionar. Eso a mi no me gusta, eso a mi me hace sentir muy mal, y estoy trabajando para que juntos podamos lograr que en el curso de unos años eso no vuelva a repetirse, y que podamos decir, señor, señora maestra yo le pago la plata que yo recaudo de nuestros ingresos del conjunto del país, y no, sabe señor, señora maestra, le estoy pagando la plata una parte de su salario de la limosna internacional que recibo porque extiendo la mano.
Mentirse aquí es un gran pecado, hacer discursitos de independencia y de soberanía, sentado del otro lado del escritorio es muy fácil.
Evo Morales con quien he hablado muchas veces y le he explicado detalladamente esta realidad, tiene mucha facilidad para salir a bloquear Bolivia, porque eso es muy cómodo honorable Evo Morales, es muy cómodo bloquear Bolivia, es muy fácil bloquear Bolivia, venga usted a gobernar y verá usted lo que es la administración del Estado, la responsabilidad de un hombre de Estado.
Y usted honorable Evo Morales es el jefe de la oposición, ya no puede permitirse el lujo de salir a las calles como un dirigente sindical, dirigente sindical que cómodamente se sienta en su silla y dice, a bloquear, vamos todos a bloquear, porque a usted no le importa que la producción de pollos de Cochabamba, que destruyó el paro de abril y el paro de octubre del año 2000 se haya recuperado, porque usted no ha invertido en conseguir que los pollos sean exportados al Perú como se exportan ahora.
Y a usted no le importa que la producción de soya en nuestro país, sea bloqueada y estrangulada, porque según usted, son unos cuántos empresarios los que tienen la producción de soya y, resulta que los productores de la soya son centenares de miles de compatriotas que viven de ese trabajo, además de los empresarios.
Y, resulta, que la soya es parte del salario de Bolivia, que comemos, honorable Morales, de esa cantidad de soya que Bolivia exporta y, que usted con mucha facilidad agarra y estrangula y, vendrá Santa Cruz y los productores soyeros y le dirán al Presidente, Presidente, es usted un inepto porque tenemos el país bloqueado, no le van a decir a usted, desbloquee Evo. No, me van a decir a mí que desbloquee, y usted sabe, honorable Morales que yo he hecho un compromiso el 13 de octubre de 2003, no estoy dispuesto a matar y, debo decir algo bien clarito, no voy a poner a las Fuerzas Armadas, ni a la Policía Nacional a desbloquear.
Tenga tranquilidad, porque aquí no van a haber muertos bolivianos a costa mía, ni en mi espalda, porque yo soy un hombre de palabra, porque tengo principios éticos y principios morales y, cuando uno empeña su palabra, tiene que cumplirla.
Así, que estése tranquilo, en ese sentido, siéntase cómodo y bloquee, a Carlos Mesa, yo voy a salir de Palacio de Gobierno, me voy a ir a mi casa y no voy a tener problemas para circular. Usted va a bloquear a Quispe a Mamani, a Condori que han llegado a La Paz o a Cochabamba, que se han acabado su plata después de haber hecho lo que tenían que hacer en cada una de las ciudades y, cuando quieran subirse a una flota para volver a su ciudad de origen, no van a poder hacerlo y, no tendrán dinero para vivir en La Paz o en Cochabamba o en Santa Cruz porque usted los está bloqueando.
Y, los alteños que viven al día y que comen al día y, que bajan de El Alto a la ciudad de La Paz, para vender en la Pérez Velasco, para ir a una fábrica, para establecer el día a día de la comida de sus hijos, no podrán bajar a la ciudad de La Paz y, por supuesto a quién le importa.
Mientras la gente con dinero ha comprado cosas para sobrevivir, estos días, la gente que no tiene dinero, otra vez, otra vez, el más pobre es bloqueado por usted.
Quiero hablarle también a don Abel Mamani, dirigente de la Fejuve alteña. Don Abel, paladín de la independencia y la soberanía y de El Alto y de Bolivia, enemigo mortal de las trasnacionales, usted quiere que yo a su lado le pegue una patada en el trasero a Aguas del Illimani, no lo voy a hacer, y no lo voy a hacer, porque ya hice algo en lo que creo profundamente. Sabe qué, creo que Aguas del Illimani, no jugó limpio con El Alto, creo que Aguas del Illimani, no cumplió el objetivo central de su contrato, y creo que había que revisar ese contrato y, como Aguas del Illimani, no quiso hacerlo, yo dije, este contrato hay que terminarlo.
Y, si usted tiene mala memoria, yo no la tengo. Quiero recordarle que con el alcalde José Luis Paredes y con el alcalde Juan del Granado, en este mismo lugar, desde el que estoy hablando, el Salón Rojo de Palacio de Gobierno, firmé un decreto que establecía la salida de Aguas del Illimani, así que no le cuente a los alteños que el Presidente Mesa está a favor de Aguas del Illimani, porque no lo está, pero no pretenda que yo sea cómplice suyo para quedarme después con la ciudad de El Alto sin agua.
Resulta, don Abel Mamani, que decir queremos que Samapa se haga cargo mañana de Aguas del Illimani, con qué presupuesto. Usted cree que a Samapa le cae el dinero por arte de magia y, que tiene la capacidad administrativa y la capacidad operativa automática. Usted, le va a pagar a Aguas del Ilimani, cuando nos haga un juicio por 50 millones de dólares? Usted, va a pagar los 17 millones de dólares que automáticamente, en los próximos 10 días, tendríamos que pagarle al Banco Mundial, si se termina el contrato, malamente, como usted cree, por supuesto que no, a usted no le importa.
No contento, con lo que va a hacer, luego me va a venir a gritar a Palacio de Gobierno para que yo pague esos 17 millones de dólares ó, para que no los pague, porque a usted no le importa, no tiene que hablar con el presidente del Banco Mundial, tengo que hablar yo.
Y, sabe de dónde salen los 17 millones de dólares, don Abel Mamani, no de mi bolsillo, del bolsillo de sus compatriotas, que bastante han hecho ya con lo que tenemos que sufrir, en función de construir una economía mejor, para tener encima que cargar 17 millones de dólares y otros 50, si perdemos un juicio con Aguas del Illimani, porque en este carnaval de locos, don Abel Mamani, todo se reduce a consignas, todo se reduce a organizaciones no gubernamentales que chillan desde Dinamarca, desde Suecia, desde Francia, desde cualquier punto del planeta y me envían correos electrónicos, estamos solidarios con El Alto, porque esos señores toman agua en Estocolmo, en París, no en El Alto.
Y, qué es lo que usted está proponiendo don Abel Mamani, vamos a tomar el Aeropuerto Internacional de El Alto. Hace tres días, un grupo de desaforados pretendió romper una de las mallas que controla el Aeropuerto Internacional de El Alto, e ir a la pista e interrumpir los vuelos. Usted, supongo don Abel Mamani, que quiere una ciudad de El Alto moderna, supongo que quiere una ciudad de El Alto que crezca y que produzca, pero a la vez quiere tomar el Aeropuerto Internacional.
Usted, sabe lo que pasa cuando un grupo de desaforados toma una Aeropuerto Internacional, la calificación internacional de ese aeropuerto cae, deja de ser un Aeropuerto Internacional y, no volveremos a ver un vuelo de American o de Varig, o de Lan Chile, o de cualquier línea internacional que cubre a la ciudad de El Alto y a la ciudad de La Paz.
Y, eso que hemos construido en años, de años, de años, lo tiramos a la basura en un segundo y, a usted qué le importa, claro, no, luego vendrá el gobierno y dirá que el Presidente arregle.
En esta locura estamos y, yo no estoy dispuesto, créame don Abel Mamani, no estoy dispuesto, no estoy dispuesto a hacerle a usted el juego de la irresponsabilidad; no estoy dispuesto a seguir en esta comedia vergonzosa en la que estamos, esta comedia que nos está llevando a la destrucción de Bolivia, con acciones conscientes de quienes han decidido bloquear Bolivia, bloquear El Alto.
Toda responsabilidad para el Presidente y su gobierno, todo delirio exigencia, para usted, conmigo no cuenten.
Para quienes establecen mentiras y falacias, para bloquear Bolivia, debo decirles que habemos nueve millones de bolivianas y bolivianos, nueve millones de ciudadanos y ciudadanas que siempre que se les preguntan apuestan por la paz y; no me canso de decirlo, apuestan por la construcción del país, apuestan porque este país despegue cuando está pudiendo despegar, en este momento.
Don Evo Morales, don Abel Mamani, yo tengo un apoyo del país, que a nivel nacional, supera el sesenta por ciento, no por mi linda cara, un país que cree en un Presidente que trata de actuar honestamente, un Presidente que le ha garantizado que no quiere matar. Sabe, don Evo, cuántos conflictos he resuelto en un año y cinco meses de gobierno?, ochocientos veinte conflictos, ochocientos veinte conflictos resueltos con paz, en diálogo, con paciencia.
Sabe cuántos puntos me han pedido en esos ochocientos veinte conflictos, puntos de pliegos petitorios, punto, uno, punto dos, punto tres, la nacionalización de tal cosa, tal otra, casi doce mil, casi doce mil. Sabe cuántos he resuelto?, cuatro mil doscientos cincuenta, pero no se puede continuar así. Paros, huelgas, bloqueos, amenazas, todos los días, todos los días, sin excepción; un promedio de dos conflictos por día. Esta locura, adónde nos conduce, va a tener usted un mejor país en esta lógica, no, va a tener un peor país.
Permítanme hablar de las autonomías, el planteamiento de la elite cruceña, que logró un cabildo multitudinario, para forzar a un referéndum de autonomías. Quiero recordarle a Santa Cruz y a Bolivia, el 20 de abril del 2004, dos meses antes de junio y ocho o nueve meses antes de enero, de ese famoso cabildo, yo como Presidente, planteé las autonomías, pero no solamente eso, plantee un decreto de descentralización de la educación y la salud.
Ese decreto, fue volteado por el conjunto de los sindicatos de salud y educación, incluyendo los sindicatos de salud y educación de Santa Cruz. Muy buena es la elite cruceña para plantearle al Presidente autonomías y, cuando yo planteé la autonomía específica de la salud y la educación, ustedes que después me despellejaron, diciendo que yo soy enemigo de Santa Cruz, me voltearon la espalda cuando yo les pedí, apóyenme en la descentralización de la salud y la educación.
Hechos y no palabras, mis queridos amigos. Quiero despejar una falacia sobre las autonomías. Las autonomías, no dividen a Bolivia, lamentablemente, Santa Cruz, ha cometido un error, aislarse del resto del país, plantear la autonomía como si solo fuera un interés cruceño, cuando es un interés de todos los bolivianos.
Si yo a usted, en Oruro, o en Potosí, le pregunto a usted ciudadano potosino, quiere usted elegir a su prefecto, usted seguro que me va a decir que sí. Si yo a usted amigo potosino, amiga potosina, le pregunto, mire usted que el gobierno departamental potosino, tenga mayores competencias para decidir en educación, en salud, en régimen impositivo, en régimen fiscal, para que Potosí tenga una administración eficiente, directa de sus recursos, estoy seguro que me va a responder que sí.
Si yo le pregunto, como lo ha planteado Santa Cruz, las autonomías requieren compensación y solidaridad, para que los departamentos que producen menos, tengan un monto de compensación que sale de los departamentos que producen más y del erario nacional, estoy seguro que me va a responder que sí.
Porqué engañamos a Bolivia?, las autonomías, son buenas para el país, siempre que las veamos en un sentido nacional y de unidad, y es perfectamente posible hacer un referéndum de autonomías y, no es verdad que las autonomías sea una cosa de los cambas, las autonomías son algo que todos tenemos que trabajar, que todos necesitamos.
Lamentablemente, se generan artificialmente divisiones entre occidente y oriente, yo como Presidente, tengo el compromiso de preservar la unidad de Bolivia y, creo que hay que trabajar por la unidad de Bolivia y, creo que el planteamiento de Santa Cruz es un planteamiento necesario, y creo que es perfectamente posible que el conjunto de los bolivianos, lo entendamos que es bueno para todos.
No se trata de cambas separándose de Bolivia, se trata de departamentos que consiguen autonomía razonablemente, pero no podemos seguir el debate cuando unos se enfrentan a otros planteando la enemistad y diciendo, saben qué es la autonomía amigo potosino, es que los cambas se quieren separar. Eso es falso, no se quieren separar. Sabe qué es la Asamblea Constituyente, la que a mí me da la gana, falso.
La Asamblea Constituyente es aquella por la que usted votará. Cuándo yo haga una propuesta y, don Evo Morales haga una propuesta y, cualquiera haga una propuesta de qué Constitución queremos para Bolivia, una Constitución que nos una, una Constitución en la que los recursos naturales básicos, sean de propiedad del Estado y sean administrados por el Estado, en función del interés suyo.
Pero, en esta lógica de destrucción, todos los discursos son enemistad, confrontación, esto o nada ó hacen lo que a mí me da la gana o no hacemos nada y bloqueamos el país, o hacen lo que yo quiero, o no acepto la Asamblea Constituyente, no puede ser, no debe ser.
Algunos empresarios, plantean una lógica extraordinaria, saben, el crecimiento de Bolivia, no es mérito del gobierno, es mérito de la coyuntura internacional. El gobierno no ha hecho nada para que esa coyuntura internacional mejore. Es muy fácil, sentadito en un escritorio, en una cámara, cualquiera del empresariado privado, decir esta mentira que a fuerza de repetir, acaba creyéndose.
Empresarios, ustedes saben lo que es el déficit fiscal?, ustedes saben que sin la macroeconomía controlada, no hay país que crezca, ni funcione. Ustedes creen que bajar el déficit fiscal del nueve por ciento al cinco y medio por ciento, se hizo porque el precio del estaño mejoró, porque el precio de la soya mejoró. Se hizo porque tuvimos un proyecto de política de austeridad rigurosísimo, porque administramos con la mayor fuerza un tema extremadamente difícil, porque tuvimos que aprobar un Impuesto a las Transacciones Financieras, porque tuvimos que marcar una lógica económica equilibrada en la macroeconomía.
¿Y el compro boliviano les suena a ustedes empresarios?, ¿no significa nada?, y que mantengamos la inversión pública a pesar de la presión para que la reduzcamos porque hay que reducir el déficit ¿les parece poco?, ¿le parece poco que la inversión pública boliviana sea el 9% del Producto Interno Bruto?, cuando en el conjunto de los países vecinos está entre el dos y medio y tres por ciento, ese no es mérito del gobierno, el gobierno se sienta en su incapacidad a mirar como pasa la economía, por favor.
Hemos hecho todo lo que tenemos que hacer, por supuesto que hay muchas cosas que hemos hecho mal, muchas cosas que tenemos que corregir, y muchas cosas que tenemos que profundizar.
El TLC, ¿le suena empresarios?, estoy peleando día a día por el TLC y a ustedes les consta, ¿defender la soya en el mercado andino les suena?, si no, les recuerdo que estoy peleando día a día para que las preferencias que tiene la soya en el mercado andino se mantengan, en un escenario que ustedes saben es extremadamente difícil.
No es correcto en un planteamiento general sobre la preocupación que se tiene por el país, medias verdades, mentiras, prescindencias. Es muy cómodo golpear al gobierno, es lo más cómodo del mundo, es un negocio rentabilísimo, se practica todos los días, quien no lo practica es usted, usted que me mira, usted que cuando salgo a la calle me aplaude.
El pasado 10 de febrero estuve en Oruro, me conmovió hasta las lágrimas ver a una plaza de Oruro llena a rebosar con pañuelos blancos, saludando y aplaudiendo al presidente, ¿saben qué eran esos pañuelos blancos?, esos pañuelos blancos eran paz, construcción de un país mejor, construcción de un país que pueda apostar al futuro de mis hijos, no era a Carlos Mesa, me conmovió, y usted dirá, pero ahora Oruro va a ir a un paro porque el presidente se niega al Puerto Seco, otra mentira.
He aprobado un decreto de Puerto Seco, un decreto que tiene todas las características que favorecen al departamento de Oruro, lo que no puedo aprobar es un decreto que establece la absoluta liberalidad impositiva, que se va a convertir en un dominó para que Tarija, para que Potosí, para que Santa Cruz y para que Cochabamba me pidan exactamente lo mismo, y el Tesoro General de la Nación no recaude ni la tercera parte de lo recauda, y luego los maestros me hagan un paro porque no le pago los salarios, porque además de que paso la manito para que me den limosna para pagar los salarios, también pago los salarios de los impuestos que pagan ustedes.
Y esta vez sí, los impuestos van a donde tienen que ir, porque el gobierno no se los roba, porque el gobierno ha hecho austeridad, y sus ministros no ganan lo que ganaban los antecesores, porque doy ejemplo con mi acción.
En este escenario, yo debo decirles a ustedes, yo no soy un títere, no he venido a gobernar Bolivia para hacer lo que un grupo corporativo A, B, C, o D quiere que yo haga. Yo he venido a gobernar Bolivia con responsabilidad, mi compromiso es con usted, con usted que está allí en la base, con usted al que estrangulan todos los días, lo digo desde el punto de vista figurado, porque lo estrangulan en las calles porque no lo dejan circular, porque no lo dejan producir, porque no lo dejan trabajar, porque todo el día nos viven amenazando.
Este es el país de los ultimátums, este es país de si usted no hace esto lamento mucho pero se va atener a las consecuencias, este es el país de las personas que se enrollan con dinamita para exigirnos que hagamos cualquier cosa que se les ocurra, buena, mala o regular. No voy a continuar en esa lógica, porque Bolivia no se puede gobernar en esa lógica.
El día jueves, o viernes, cuando yo no haya podido levantar los bloqueos de usted don Evo Morales, las ciudadanas y los ciudadanos van a decir, puede ser que el presidente sea un hombre bien intencionado, pero no puede gobernar, y tendrán razón, si yo no puedo levantar los bloqueos, si el país está paralizado, si su economía no avanza, yo no habré cumplido mi tarea.
Porque mi tarea como presidente, es garantizarle el libre tránsito, garantizarle la producción, garantizarle la seguridad jurídica, garantizar básicamente una convivencia civilizada.
En estos meses de gobierno, un año y cinco meses, desde el 17 de octubre, he hecho todo lo mejor que en mi entender, mi corazón y mi espíritu me han permitido hacer. He trabajado las horas que fueron necesarias todos los días, sin excepción, en favor del país, he comprometido todo lo que tengo como ser humano y el equipo que me acompaña, mi gobierno, el gobierno de ustedes ha hecho todo lo que ha estado en su mano para construir una Bolivia mejor, para dialogar, para escuchar.
Y sin duda, les debo agradecimiento a quienes han sido colaboradores extraordinarios, con unos salarios que están fuera de toda competencia en el rango de los ministros, viceministros, directores, se han puesto la camiseta de Bolivia y han peleado minuto a minuto por el país que usted quiere.
Ese trabajo que responde a lo mejor que tengo ha llegado al límite de lo posible, por todas las razones que les he explicado, por todo el momento que estamos viviendo, y porque como persona tengo que ser consistente éticamente, como persona tengo que decirle que yo no voy a gobernar en función de las locuras que me plantee cualquier sector.
He decidido presentar al país, presentar a la consideración del país, a la consideración de ustedes ciudadanas y ciudadanos de Bolivia, como me manda la Constitución mediante el Congreso Nacional, mi renuncia al cargo de Presidente Constitucional de Bolivia.
El día de mañana, a primera hora de la mañana, presentaré al presidente del Congreso Nacional mi renuncia a la Presidencia de la República, para que el Congreso Nacional la considere.
El Congreso Nacional que lo representa a usted, ciudadana y ciudadano de Bolivia definirá el tema, yo quiero expresarle a usted, que es ante usted, ante la consideración suya, que presento mi renuncia a la Presidencia de Bolivia.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres