Blogia
rocko weblog

La guerra de los mundos



Quien hubiera pensado que un siglo y fraccion despues de que Herbert George Wells, publicara su memorable libro "La guerra de los mundos" aun sea motivo de una animada conversacion, de mil y una formas de concebir a gusto y placer de cada uno de nosotros.

En 1898, Herbert George Wells publicó en Londres su memorable novela La guerra de los mundos. Cuando este libro vio la luz se vivía las postrimerías de un siglo que había sido muy fecundo en descubrimientos científicos y desarrollos técnicos.
Años despues, durante la noche de Halloween de 1938, el cineasta estadounidense Orson Welles provocaba una histeria colectiva con un famoso y criticado programa de radio basado en el libro de H.G. Wells.
Welles tenía un popular programa de radio que consistía en adaptar obras de teatro y literatura a ese medio. El 30 de octubre de ese año Welles transmitió una adaptación de La guerra de los mundos . Al principio de la transmisión un locutor indicó que empezaba el programa y cedió la palabra a Welles. Entonces éste empezó sin más a recitar, en tono dramatico, las primeras líneas de la novela:

“Nadie hubiera creído, en los últimos años del siglo XIX, que a nuestro mundo lo observaban minuciosamente inteligencias mayores que las del hombre, aunque mortales como él; que, mientras los hombres se ocupaban de sus diversos asuntos, alguien los vigilaba y los estudiaba, quizá tan detalladamente como un hombre con un microscopio podría vigilar a las pequeñas criaturas que medran y proliferan en una gota de agua. Con infinita complacencia, los hombres fueron de un lado a otro por el planeta ocupándose de sus pequeños asuntos, seguros de su dominio sobre la materia. Tal vez los microbios que vemos al microscopio hacen lo mismo. Nadie pensó que los mundos más antiguos del espacio pudieran ser fuente de peligro para la humanidad. Sólo pensamos en ellos para desechar la idea de que pudieran albergar vida. Es extraño recordar los hábitos mentales de aquellos días. Cuando mucho, los hombres se imaginaban que en Marte vivían otros hombres, quizá inferiores a ellos y dispuestos a recibir emisarios terrestres. Pero a través de las enormes distancias espaciales, unas mentes que son a las nuestras como las nuestras a las de las bestias, unos intelectos vastos, fríos y crueles, miraban a la Tierra con envidia, y, lenta pero inexorablemente, fraguaron planes contra nosotros. Entonces, a principios del siglo XX, se produjo la gran revelación”.

Alguien que hubiera encendido la radio cuando hablaba Welles aún podría haber distinguido que se trataba de una ficción.
Pero la adaptación que hizo Welles no era una simple lectura del texto de su casi homónimo Wells. La historia estaba disfrazada de programa musical interrumpido por informes noticiosos de que unos astrónomos acababan de ver unas extrañas explosiones en Marte. Luego un reportero entrevistaba a un astrónomo, que decía que no podía explicar qué estaba pasando. Al rato se veía caer del cielo un meteorito en Nueva Jersey. Después resultaba que era un objeto cilíndrico descomunal. Se reunía mucha gente para verlo hasta que el aparato se abría y del interior salían unas criaturas monstruosas. Se oían gritos, el reportero vociferaba. La atmósfera de la transmisión era de un realismo total. Los que no oyeron el principio del programa pensaron que un ejército marciano estaba invadiendo el mundo.
El programa de Orson Welles produjo histeria en masa. Hubo quien se encerró en el sótano de la casa con pistolas. Otros se pusieron toallas mojadas en la cara para protegerse del gas venenoso de los marcianos. El programa fue motivo de escándalo e indignación cuando se reveló la realidad. También demostró el poder de una narración bien hecha. Fue uno de los momentos más gloriosos (y terribles) de la historia de la radio.
Quince años despues, en 1953, Byron Haskin era el encargado de llevar a la pantalla grande una adaptacion de la majestuosa obra.
En 1986 llega Invasores de Marte (Invaders from Mars), remake de la cinta de 1953, planteando que los marcianos (otra vez hostiles) provienen del interior del planeta rojo. Sin embargo, esta vez no aspiran a invadir a la Tierra sino que pretenden atacar la NASA para que los seres humanos los dejen de molestar.
De 1988 a 1990 comienza la teleserie La guerra de los mundos que continúa la película de 1953. A 35 años de la primera invasión, los marcianos son accidentalmente sacados de una especie de coma; se contactarán entre sí para coordinar una exitosa invasión de la Tierra.
En 1996 Tim Burton, célebre director del cine fantástico, rueda la comedia "Marte ataca", inspirado también en la novela de 1898.
Ahora el 2005, simplemente se espera la nueva adaptacion del mago de ciencia ficcion y efectos especiales, Steven Spielberg, quien tendra a su mando a Tom Cruise como protagonista. El estreno esta previsto para el 4 de Julio a nivel mundial. Poco se sabe de la adaptación de Spielberg, sin embargo los dos primeros carteles de aspecto terrorífico y futurista, muestran una especie de rojas raíces que invaden nuestro mundo, complementándose con el atrevido copy " Ellos ya están aquí ". El teaser de la cinta ya circula en la web y nos deja con la misma sensación de ansiedad que estos excelentes desarrollos gráficos. El audio está sacado de las mismas letras que H.G. Wells escribiera y que Orson utilizara para iniciar su adaptación.
Simplemente resta acomodarnos a esa sensacion de ansiedad que pocas veces se siente.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres