Blogia
rocko weblog

No Direction Home: Bob Dylan (Martin Scorsese)

“Dylan es tantos hombres que me pierdo. Apenas aprendido, te despista: el folksinger, el duro, el loco, el cuerdo, el francotirador de la autopista. El máster de las vísceras urgentes; el novio de la Virgen del Asombro que esconde una gillette entre los dientes cuando sale a cantar manga por hombro.” Joaquín Sabina.

Dylan es un rompecabezas, su vida desde un principio es una búsqueda constante de un hogar que jamás había conocido. Dylan había nacido en un lugar que no le correspondía y así empieza su odisea hacia un lugar en alguna parte, en cuyos caminos Dylan se reinventaría. Así resume Dylan su génesis en la primera escena del documental que lo retrata, en menos de un segundo suena Like Rolling Stone frente a una multitud, una Fender lo acompaña, mientras que mas de un Folk duro reniega de Dylan, su banda –The Band- y su sonido eléctrico.

Son los minutos iniciales de aquel documental de Martín Scorsese que retrata la vida de uno de los más importantes músicos y poetas. No hay duda que para Scorsese los documentales musicales son su fuerte y muy aparte de que las entrevistas, los conciertos y demás complementos audiovisuales de la película no hayan sido supervisados por el, logra armar con mucha maestría un delirante retrato sobre un Bob Dylan legendario que retrocede a sus orígenes. Y como complemento de todos los caminos recorridos por Dylan, Scorsese nos transporta también a toda una década que también evoluciona paralelamente a la evolución de Dylan en una casi biografía de los sesenta.

Pero por supuesto todas las menciones son para Dylan quien va narrando la historia, complementada con testimonios de gente que compartió y vivió la búsqueda. Joan Baez, Allan Ginsberg, Pete Seeger, Maria Muldaur y muchos otros hablan sobre la personalidad de Dylan, sobre las reacciones del público ante la transición de Dylan de lo acústico a las guitarras eléctricas, de las giras, etc. Al mismo tiempo, un extenso y muy bien editado material sirve de marco referencial para comprender por qué las canciones de Dylan golpearon tanto a la sociedad de su época y cómo vinieron a convertirse en emblemas y clásicos musicales.

Durante el metraje de la película, Scorsese vuelve una y otra vez sobre los conciertos en Inglaterra —y las reacciones a ellos— que la abren y cierran, por tratarse de un episodio dramático para la carrera de Dylan; la escisión entre la vocación íntima del folk y los sonidos del rock que ya había provocado los abucheos de sus seguidores en el Festival de Música folk de Newport, con amenazas de cortar los cables de las guitarras eléctricas incluidas.

En suma, tal como Dylan confiesa en su plática, No Direction Home es la bitácora de un “Ulises sometido a su Odisea expedicionaria”. De ahí el título robado al tema Like a Rolling Stone, que dice: “Like a rolling stone, with no direction home”. Una joya ineludible es la escena final, un momento mítico en un concierto en Inglaterra, que Scorsese la usa para terminar el documental, volviendo al “Like Rolling Stone”:

Dylan se prepara para cantar. Alguien del público le grita: "Judas!"
Dylan contesta muy tranquilo: "I don’t believe you".
Da la vuelta, toca unos acordes en su guitarra. Vuelve al micrófono y dice: "You’re a liar!"
Se voltea a los muchachos de The Band, y mirando a Robbie Robertson dice Dylan: "Play it fucking loud!"
Y arranca Like a Rolling Stone.


En Video: Bob Dylan “Judas” - Like Rolling Stone (Inglaterra, 1966)

Probablemente, sólo por este detalle, “No Direction Home” ingresa en la leyenda. Pero hay más detalles impagables, como los punteos de Robertson en “Baby, Let Me Follow You Down”, las respuestas en el órgano de Garth Hudson en cada línea de “Just Like Tom Thumb’s Blues” o “Ballad of a Thin Man”... Incluso los ataques de tontería de Dylan, que se defiende del acoso, y de las amenazas de muerte, mediante un sentido del humor absurdo, y cruel.

También ayudan las entrevistas con el propio Dylan, o con una Joan Baez que lo imita con una gracia especial, incluso en su preciosa interpretación de “Love Is a Four Letter Word” (atención a los extras). Y tal vez, sobre todo, el momento del discurso de Martín Luther King con Dylan entre sus privilegiados escoltas. En ese momento, que reengancha con el “Gettysburg Address” de Abraham Lincoln, y de este modo con canciones del Dylan como “Tears Of Rage”, uno comienza a comprender la distancia que tal vez desde el principio estaba latente entre Dylan y sus “compañeros de viaje”. En ese momento uno comienza a ver la dimensión protesta de Dylan como la de un moralista, abordando cuestiones de ética y de justicia elemental, como Dave Van Ronk parece percibir ahora. Dylan, en realidad Zimmerman, era un judío, no lo podemos olvidar, un trabajo a tiempo completo que nunca ha resultado fácil. Y en la lucha del movimiento de derechos civiles, él encontró una resonancia próxima que clarificó, a su esquiva manera, en esa canción fugitiva, “Blind Willie McTell”. (Atrapados en el blues de DYLAN, sin poder salir - Enrique Martínez)

El documental es una joya visual que de la mano del soundtrack se merecen pasar a un museo. En Bolivia el documental es casi inencontrable y jamás se proyecto en una sala de cine mucho menos, es por ello que quizás una recopilación que consta de 18 partes –incompletas por el momento- en Youtube, subtituladas al castellano, sean necesarias para aquel que se le haga poco mas que imposible encontrarlo. Aprovecho además para mandar, desde este ínfimo punto terráqueo un, Feliz Cumpleaños al maestro Bob Dylan.

En Youtube: Recopilación del documental No Direction Home: Bob Dylan de Martín Scorsese, dividida en 18 partes: Parte 1 / Parte 2 / Parte 3 / Parte 4 / Parte 5 / Parte 6 / Parte 7 / Parte 8 / Parte 9 / Parte 10 / Parte 11 / Parte 12 / Parte 13 / Mas…

En el Blog: Mas Bob Dylan’s…

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Viagra Online -

El maestro del rock! Bob Dylan, es uno de mis artistas favoritos, no solo por la musica, sino por la letra que el compone, por algo muchas bandas lo toman como referencia y su musica es clasico, es decir perdura a pesar del tiempo.

Sildenafil -

en primer lugar quisiera agradecerte por ahorrarme el tiempo de busqueda del documental, en segundo lugar te dire que esta genial como es de esperar de alguien como Scorsese, sin duda alguna tiene su sello de fabrica.

Guillermo -

Es impresionante como abunda este dialogo en Google: "Bob Dylan" Judas... buscas eso, y aparece casi siempre lo mismo.
La verdad es que hay que bajarse el bootleg 4 (El cd de ese recital, que puede estar retocado también) y la verdad es otra... El video es de la película... pero entre "judas" y "i dont believe you" hay unos 20 segundos... entre los cuales la gente se rie, y hay un par de frases poco claras de la gente, diciendo algo como "genius dylan song" o alguien decía que lo que dylan dice fuera del mic, no es "play it fucking loud" sino "you are a fucking liar" ... escuchen el cd, y despues me cuentan :)

Berto -

Soy un reciente fan de Bob Dylan, nunca me gusto su voz... pero me decidí a escucharlo, y cada vez me suscita más interés. Sin embargo, este documental ha mermado mi interés, aquí se nos muestra como un genio impenetrable. Un tipo que, a pesar de su aparente sencillez, se muestra distante y en cierto modo "divo". Tanto el material de archivo como la entreivsta, causan esa sensación. No se me hace posible entenderle, no me causa simpatía.

La parecelada mano de Scorsesse en este documental lo hace aun más dificil. Es una amalgama de frases eruditas que nos impiden penetrar en el alma de Bob.

Un buen retrato de aquellos años, pero una visión de Dylan poco clarificadora.

Supongo que, simplemente... Bob no me ha caído bien.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres