Blogia
rocko weblog

Fútbol: Religiones inventadas, opios renovados.

“El goleador es siempre el mejor poeta del año"
Pier Paolo Pasolini

Marx manejaba el principio de que la religión era el opio de los pueblos, no falto un disidente que dijo que Marx no conocía nada. Y quizás tenía razón al no haber conocido la televisión, el internet y no entender el fenómeno creciente del fútbol.

Borges si entendió el fenómeno de masas y decía que "El fútbol es popular porque la estupidez es popular”, para Borges el fútbol no era mas que "esa cosa estúpida de ingleses... Un deporte estéticamente feo: once jugadores contra once corriendo detrás de una pelota no son especialmente hermosos’’.

En 1880, en Londres, Rudyard Kipling se burló del fútbol y de "las almas pequeñas que pueden ser saciadas por los embarrados idiotas que lo juegan". Un siglo después, en Buenos Aires, el mismo Jorge Luis Borges fue más que sutil: dictó una conferencias sobre le tema de la inmortalidad el mismo día, y a la misma hora, en la selección argentina estaba disputando su primer partido en el Mundial del ’78.

El desprecio de muchos intelectuales conservadores se funda en la en la certeza de que la idolatría de la pelota es la superstición que el pueblo merece. Poseída por el fútbol, la plebe piensa con los pies, que es lo suyo, y en ese goce subalterno se realiza. El instinto animal se impone a la razón humana, la ignorancia aplasta a la Cultura, y así la chusma tiene lo que quiere.

En cambio, muchos intelectuales de izquierda descalifican al fútbol porque castra a las masas y desvía su energía revolucionaria. Pan y circo, circo sin pan: hipnotizados por la pelota, que ejerce una perversa fascinación, los obreros atrofian su conciencia y se dejan llevar como un rebaño por sus enemigos de clase.

Cuando el fútbol dejó de ser cosas de ingleses y de ricos, en el Río de la Plata nacieron los primeros clubes populares, organizados en los talleres de los ferrocarriles y en los astilleros de los puertos. En aquel entonces, algunos dirigentes anarquistas y socialistas denunciaron esta maquinación de la burguesía destinada a evitar las huelgas y enmascarar las contradicciones sociales. La difusión del fútbol en el mundo era el resultado de una maniobra imperialista para mantener en la edad infantil a los pueblos oprimidos.

Sin embargo, el club Argentinos Juniors nació llamándose Mártires de Chicago, en homenaje a los obreros anarquistas ahorcados un primero de mayo, y fue un primero de mayo el día elegido para dar nacimiento al club Chacarita, bautizado en una biblioteca anarquista de Buenos Aires. En aquellos primeros años del siglo, no faltaron intelectuales de izquierda que celebraron al fútbol en lugar de repudiarlo como anestesia de la conciencia. Entre ellos, el marxista italiano Antonio Gramsci, que elogió "este reino de la lealtad humana ejercida al aire libre".

Si Marx al inmortalizar la frase “la religión es el opio de los pueblos” no conocía todo, Borges al decir "El fútbol es popular porque la estupidez es popular” quizás no conocía nada sobre fútbol.

“El goleador es siempre el mejor poeta del año", escribió Pier Paolo Pasolini. Camus había dicho que el fútbol le enseñó todo lo que sabía.

Opio, religión, poema, maestro o no... Seguimos llenándonos de fútbol, como otros cuantos mortales.

En la imagen:
La campaña de Adidas emulando el fresco de la Capilla Sixtina: Michael Ballack (FC Chelsea) und seinem Teamkameraden Lukas Podolski (FC Bayern München) sind David Beckham (Real Madrid und England), Zinédine Zidane (Real Madrid und Frankreich), Raúl (Real Madrid und Spanien), Kaka (AC Mailand und Brasilien), Lionel Messi (FC Barcelona und Argentinien), Juan Román Riquelme (Villareal CF und Argentinien), Nakamura (Celtic Glasgow und Japan) und Djibril Cissé (FC Liverpool und Frankreich).

Lea También:
A Borges le gustaba el fútbol .
Eduardo Galeano: El fútbol a Sol y Sombra .
BBC Mundo: Especial - Mundial Alemania 2006 .
Santa Maradona .

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Juan Carlos -

muy buena página. Visitanos en http://futboltotally.blogia.com y comenta sobre la actualidad de tu equipo

Nike Shox Turbo -

For the water of life's fountain spring from a gloom bed

Javier R. -

De fulbito nomás, no me da para aguantar mucho en cancha grande, supongo que el abuso de los libros (y no de las pelotas) me está desgastando.

La verdad no era desafío, en todo caso no estaría mal un partidito. Supongo que a mi me toca el equipo borgiano?

rºCkO -

En cancha de futbol?, Salon? o futbolin?

Sono a desafio.

Enigmas Press -

;) un post bastante sugestivo y curioso aunque te puede ganar buena cantidad de antipatías.
Pero lo importante que es una manera creativa y original de tocar un tema tan desgastado en cuanto a escribir de futbol en estos días.
Gran saludo.

Javier R. -

Sabes, a pesar de haber existido buena cantidad de pensadores, artistas y genios (justamente) que han disfruta del fútbol, creo fervientemente (y de primera mano) que gran parte de ese repudio al fútbol que se percibe entre "intelectuales" se debe a que somos realmente ejemplares inútiles para el ejercicio físico, y peor para el fútbol. Como Oscar Wilde decía "El fútbol no es un deporte para hombres delicados, sino para chicas rudas." En fin, debido a que no pueden pegarle a una pelota con la más mínima suerte terminan por despreciar al fútbol en pleno. Y nuestros más jóvenes especímenes (sí esos tristes remedos de "intelectual" en estado larval) sencillamente odian el fútbol casi por inercia, porque "sabes, Borges odiaba el fútbol." ¿Sabrán que a Cortazar lo alucinaba un deporte tanto o más "bruto", como el boxeo?

Bueno, mejor resolvemos las cosas en cancha.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres