Blogia
rocko weblog

Kevin Carter

"Hola Time magazine, hola Premio Pulitzer / cicatrices tribales en Technicolor (...) el buitre acechaba la blanca llamada / mentira para siempre / perdiste tu vida en blanco y negro"
Manic Street Preachers

Un Judas contemporáneo, Kevin Carter, atormentado por sus demonios que lo llevaron al suicidio; No vendió a ningún profeta, simplemente tomo la foto mas inhumana de la historia, las 30 monedas de plata que recibió Judas fueron multiplicadas a 3.000 dólares, un Pulitzer y una portada en el Time, el beso de su índice al disparador –como cual arma con gatillo- de su cámara fotográfica, vendieron su alma al diablo.

Miembro del Bang Bang Club, Kevin Carter, junto con un grupo de fotógrafos decidieron dedicar su vida a transmitir, mediante el poder de las mismas imágenes, postales del horror de la guerra, el hambre y la miseria en carne propia, con el fin de despertar conciencia de sus pares, dándole un nuevo significado a un oficio tan presuntamente fútil como lo podría ser un fotógrafo, un testigo mudo de la realidad.

Su fotografía más famosa le otorgó el premio Pulitzer de 1994, dio vueltas alrededor del mundo, cubriendo su nombre de un reconocimiento que él comenzó a odiar hasta el límite de lo intolerable, una foto que puede considerarse la suma de lo inhumano: en primer plano un niño sudanés está doblado sobre la tierra, casi moribundo, a causa del hambre. Unos metros más allá, un buitre observa con serena impaciencia el desenlace del drama para iniciar el banquete.

La culpa y la vergüenza aumentaba en proporción a la celebridad del fotógrafo, a pesar de la aberración de la cual sus ojos eran testigos, no había podido soltar su cámara para socorrer a la niña, y este acto de cobardía se había materializado en un premio Pulitzer y en la portada del Times.

Unos meses después de obtener el premio abrumado por la culpa a la edad de 33 años Kevin Carter se suicidó conectando una manguera al caño de tubo de escape y aspirando los gases tóxicos. Días antes al terrible suceso había declarado con respecto a la foto del premio: "Será la foto más importante de mi carrera, pero no quiero ni verla. La odio. La tragedia y la violencia son imágenes poderosas; por eso se pagan así. Pero algo de la emoción, de la empatía y la vulnerabilidad que nos hacen humanos se pierde cada vez que apretamos el gatillo".

También dijo David Suárez: “el encuadre de Kevin Carter es el mismo que el del ave de rapiña que espera impaciente la muerte del niño. Son dos testigos de una misma agonía: para el buitre, el plato a devorar; para el fotógrafo, es la imagen maldita de la muerte del hombre, de todos los hombres“.

Kevin Carter, un judas contemporáneo atormentado por legiones de demonios que será maldecido por muchos, pero no ha hecho más que mostrar el grado de deshumanización de todos los hombres que buscan un Apocalipsis en números, asteroides y anticristos.

Vea También:
El suicida del Club Bang Bang.
Kevin Carter Film: Casualty of the Bang Bang Club.
Bang Bang Club: Los que vieron demasiado (Pagina12).
Manic Street Preachers - Everything Must Go: Kevin Carter.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

37 comentarios

xavierveliz1@hotmail.com -

Ese fotografo debe estar ardiendo en el infierno fue un vividor haciendose famoso a costa de la desgracia ajena

Sergio -

Solo decir una cosa, estoy totalmente de acuerdo con fercho. Al igual que comprendo a los que critican al autor, por que claro.. es facil decir desde casa que vaya fotografo "cabron" por no ayudar.

En primer lugar, decir que no se sabe lo que verdaderamente pasó asi que por ahi nos vamos callando para criticar su actitud. Criticar acciones y no suposiciones porfavor, gracias.
En segundo lugar decir que es facil criticar por otro lado, las acciones de otra persona pero.. y ustedes, se llevan a diarios a gente muriendose a casa, o al simple "mendigo" k no tiene el que comer? Apostaria fuerte a que no, ninguno de ustedes se llevaron a alguien. Si alguien lo hizo le aprecio bastante ya que es de los pocos que hacen algo, a diferencia de los muchos que critican pero no hacen nada.

Tambien por ultimo que es facil decir, "uf yo le hubiera ayudado", si por supuesto que le ayudarias... por que lo ves desde el punto de vista de alguien que no estaba alli dando ayudas humanitarias y que no ayuda normalmente como haria alguien de ayudas humanas.

Esta claro que nadie lo dejaria morirse de hambre.. pero y si por otro lado, has visto ya a tanta gente en la desgracia y desolacion que otro niño mas, seria como algo normal... aunk te cueste verlo o pienses que estoy diciendo una burrada. Ahora pregunto ¿No es cierto que cuando consigues algo que mucho deseas, al poco tiempo no le das importancia? Pues supongo que eso mismo pasaria con este fotografo.

Llega el punto en el que has ayudado a tanta gente o has visto tanta desgracia que esa imagen bueno.. seria porsupuesto de mostrarle tu ayuda al niño pero al mismo tiempo seria como el que ven un zapato entre ustedes. Algo "normal" con esto digo que posiblemente el autor intentara ayudarle pero si no lo hiciera, tampoco seria un criminal, pues muchos mas niños como este se mueren a diario en multitud de lugares en este cruel mundo lleno de injusticias. Tambien entonces podriamos decir que todos los fotografos del mundo que han sacado 1 fotografia de alguien muriendose de hambre.. son criminales por no haberles ayudado. PUES NO!, simplemente gracias a ellos se ve la falta de humanidad en este planeta, y que hay tanta desgracia casi imposible de sanar... y digo casi por que se podria siempre y cuando aquellos que tienen mas, supieran pensar mas en los demas que tienen menos, y darles ese poquito que les falta para sobrevivir y ser mucho mas felices.

NO ES MAS RICO EL QUE MAS TIENE SI NO EL QUE MENOS NECESITA.

Muchas gracias a todos

supra footwear -

Life has many joys and sorrows. We should deal with things in an easy. Do you think so?

Supra Skytop -

Choose your love and love your choice. This is the truth. Do you think so?

Papanatas -

¿Todas estas papanatadas son tuyas o necesitaste a alguien para escribir tal estupidez?

fercho -

que facil se ven las cosas desde casita,con la barriga llena y una buena cuenta en el banco,de todos los que han criticado sin compasion a este fotografo cuantos han dado algo a los necesitados o cuantos pasan indiferentes al lado de niños abandonados y sin nada de comer-ni los miran esos son peores que este hombre.alfin y alcabo estos estan entre nosotros sin necesidad de irse al africa-ademas todos vemos solo la foto como prueba de la crueldad de los gobiernos-pero nadie a siencia cierta sabe que paso despues...haber cuantos de estos falsos criticones se han llevado a un solo niño a comer a sus casas JURO QUE NINGUNO..estos solo son hipocritas de ciudad que nada saben de esta verdadera historia.mejor recapasiten que el mundo se hunde en su propia desgracia e indiferencia de todossssssss.

juanc -

baya, te haz olvidado del BUITRE más viejo y BUITRE de todos..."fidel castro"...

Tt -

No podemos juzgar lo que pasó por la mente del fotógrafo en esos momentos o después. Todos los seres humanos cometemos errores, tal vez pensamos que este es una atrocidad por lo que significa a nivel mundial y nos indignamos, cómo pudo dejar a la niña!! Pero cuantos de nosotros no hacemos lo mismo, pasamos junto a niños de la calle sin ni siquiera voltear a verlos o no podemos dar una moneda a personas que realmente lo necesiten. Es muy fácil juzgar pero en realidad pensemos en lo que NOSOTROS hacemos por ayudar y pregúntate ¿cuándo fue la ultima vez que realizaste un acto de compasión o de amor hacia una persona que no conocieras? Porque ayudar a un ser querido o un familiar es lógico pero a un desconocido???????????

Francisco Miguel -

En el mismo carrete de Carter, apenas unas secuencias antes, hay cadaveres de niños que ya habian fallecido presa del hambre. ¿Cual es por tanto la diferencia? Es sin duda la mejor foto que jamas se ha hecho del problema del hambre. La foto levantaria polemica y ademas es indudable que afectaron terriblemente a Carter, pero el cinismo y la hipocresia siguen siendo patrimonio de la sociedad occidental, a la que le molesta que le recuerden el horror del mundo, porque prefieren no hacerse la pregunta de sin son responsables o no. Por eso crucificaron a Carter. Pero ahora mismo siguen muriendo de hambre, y como Vince Carter ya no esta alli para remover nuestras conciencias, seguimos nadando en abundancia tranquilamente, libres de culpas, y de imagenes que nos recuerden lo crueles que podemos llegar a ser. Quiza algun dia, nosotros deberiamos tener remordimientos horribles, y pesadillas con la muerte y el extremo horror.El horror de imagenes que seriamos incapaces de tomar, de realidades que simplemente no queremos ver.

mon -

no me parece nada comparable judas con este fotografo, al contrario, el solo nos mostro la dura realidad y peor aun la inhumanas condiciones de vida de muchos habitantes del planeta donde hay otros que poseen millones de dolares. el no hizo otra cosa mas que mostrarnos que mientras nosotros nos preocupamos por las cosas mas vanales hay niños y hombres en esas condiciones de hambre y pobreza. y por otra parte no podemos juzgar que hizo o no hizo él, mejor tomemos lo bueno y demos gracias por esta foto que cumple su cometido y nos hace reflexionar sobre nustras prioridades y la ayuda que necesita el mundo y los seres humanos.

........ -

Bueno creoq ue para debatir de este tema hay que investigar un poco más allá, me desagrada la gente que es capaz de criticar a alguien que sea cual sea el desenlace de esa fotografía, ha contribuído mucho más que nosotros a ,por lo menos, intentar hacer algo por la gente de Africa, aunque se trate de tomar fotografías de fuerte contenido para crear una conciencia sobre el tema y de alguna forma una presión para que esto acabe ya. Les dejo esto que encontré por ahí, a ver qué opinan.

Esta es la verdadera historia:

La foto de Kevin Carter debería haber sembrado de silencio el mundo. Pasó todo lo contrario. Desató una tromba de chismorreos y palabrería que tras casi 15 años abrasa todavía foros de Internet e invade seminarios. Gañanes de la opinión, evangelizadores laicos, moralistas progres, bienpensantes reaccionarios, profetillas pichaflojas y hasta algún periodista de relumbrón reverdecen la teoría de que Carter se quitó la vida por el remordimiento de no haber salvado a la indefensa criatura de esa bestia.

Sí, 16 meses después de aquella foto, la noche del 27 de julio de 1994, su autor, el sudafricano Kevin Carter, que venía de recoger el Premio Pulitzer en la Columbia University, conectó una goma al tubo de escape de su coche, dejó una confusa nota y se suicidó. Tenía 33 años.

Desde que el New York Times publicó la foto (marzo de 1993), millones de personas sintieron un impacto en la barriga, un estremecimiento fugaz que muchos aún perciben como una especie de agresión a una parte íntima de su sensibilidad. Alguien iba a tener que pagar por ello. Hasta que, al fin, Carter, el agresor, pagó su culpa. Ya no tendría forma de defenderse. A partir de ahí, bastaba con repetirle al mundo la milonga hasta la náusea: «Claro, el dilema moral, la culpa, todo eso le condujo a la tumba, bla, bla…». Y siguen.


El fotógrafo Luis Davilla y yo estuvimos en ese lugar meses después que Carter, en julio. Luis retrató una escena parecida y los dos sabemos que no sucedió así. Quienes esparcen la patraña no saben de lo que hablan. O peor: mienten.

A mediados de marzo de 1993, Carter viajó con su colega Joao Silva, un mozambicano recriado en Sudáfrica, al sur de Sudán, un lugar acosado por las hambrunas y el terror de la guerra desde la llegada al poder de los radicales islámicos. Carter y Silva eran dos de los cuatro foteros conocidos en Johanesburgo como el Club del Bang-Bang, gente especializada en retratar la brutalidad durante el fin del apartheid en suburbios como Soweto o Thokoza. Pertenecían a esa clase de reporteros que no se amilanan ni cuando la muerte les mira de cerca o la sangre les salpica la lente. Así ayudaron a enterrar al régimen racista de Pretoria. Por entonces, Ken Oosterbroek, el líder del grupo, el más guapo y equilibrado, había sido dos veces Mejor Fotógrafo del Año. Y Greg Marinovich, el cuarto bang-bang, Pulitzer desde 1991 por una secuencia en la que un miembro del partido Inkhata era linchado, primero a cuchilladas y luego abrasado a fuego.

Cuando Carter y Silva llegaron a Ayod, entre infectos pantanales, a unos mil kilómetros del lugar civilizado más cercano, el poblado funcionaba como feed-center, un centro de alimentación de la ONU. Unas 15.000 personas exhaustas que huían de los combates, con grave desnutrición y enfermedades como la malaria, el kala azar (leishmaniasis) o el gusano de Guinea, se concentraban allí y aquello era un verdadero festival de ayuda humanitaria. Silva y Carter, cada uno por su lado, hicieron fotos toda la mañana de aquel espanto. Cuando se reencontraron, Carter le describió la escena y se sentó a llorar: esperó 20 minutos a que el buitre entrase en plano, hizo la foto, espantó al bicho (o no, qué más da) y se marchó.

OTRO PREDADOR

Durante el año siguiente, Carter se vio alanceado con dilemas y acusaciones obtusas, cuando no estúpidas, de quienes jamás han pisado un escenario semejante, incapaces de imaginarse una realidad tan atroz como la del sur de Sudán, pero que parecían hacerse cargo del vértigo terrible que expresaba su foto. Un insensato llegó a escribir: «El hombre que ha ajustado su lente para captar esa foto es otro predador, otro buitre en la escena». Y yo afirmo: difícil ser más imbécil.

Carter acudió a toda clase de foros para ofrecer su versión de lo sucedido, pero para entonces su vida era un completo desastre. Muchos años antes había intentado suicidarse, fumaba White Pipe, una mezcla de marihuana, mandrax y barbitúricos, tenía graves problemas familiares y una personalidad desordenada, perdía sus carretes de fotos en aviones y aeropuertos, arrastraba depresiones, llevaba una vida caótica y tenía acumuladas experiencias trágicas como para colapsar las consultas de varios psicoanalistas.

Por si fuera poco, el 18 de abril de 1994, Carter dejó a su amigo Oosterbroek y demás bang-bang de guardia en un suburbio de Johanesburgo y se marchó a conceder una entrevista a un colega, pues seis días antes le habían comunicado la concesión del Pulitzer por la foto de la niña y el buitre. En la radio del coche escuchó que Oosterbroek y Marinovich habían sido heridos en una refriega nada más irse él. Voló hacia el hospital, pero Oosterbroek había fallecido. Las preguntas estúpidas siguieron. Y los imbéciles, como carroñeros, haciendo de las suyas.

En fin, ¿qué otra cosa pudo haber hecho Carter por la niña? ¿Espantar al buitre? Al parecer, lo hizo, aunque los buitres (los hay a montones) habrían vuelto de todos modos. ¿Llevarla consigo? Bien, ¿adónde?, porque parece que nuestra conciencia acomplejada pretende imaginar que esa criatura yace en un páramo hacia ninguna parte. No es cierto. Esa criatura, reventada por el hambre y por las diarreas, que a los niños allí les desvencija el ano y les hace colgar una tripa larga pierna abajo, está a unos 20 metros de la puerta del poblado, junto a la empalizada de paja que rodea el feed-center y rodeada de gente que deambula a su alrededor. Nadie la ha llevado hasta allí. Simplemente, esa niña se ha sentado a defecar. Sí, maldita sea, es el estercolero de la tribu, donde todos los suyos, de generación en generación, acuden a realizar sus deposiciones. Son gente educada, al fin y al cabo, con sus normas cívicas, que no permiten que uno haga de vientre en cualquier lado. ¿Será preciso decirlo en plata? ¡Esa niña ha ido allí a cagar! Y el buitre, esa bestia cobarde que parece tan atenta, no hace sino esperar a que la niña le regale su magra ración de carroña cotidiana, como también sucede con la criatura que retrató Davilla en idéntica actitud en ese lugar demoníaco y escatológico.

No, Carter no se suicidó por un remordimiento de esa clase. Se limitó a recortar un trozo de paisaje para servírnoslo a domicilio. La expresividad fue su gran logro, pues la foto ejerce de metáfora certera de una realidad trágica y atroz de una guerra olvidada. No es ningún montaje: sucedió así y Carter sólo nos troceó y nos regaló el significante; el significado lo pusimos nosotros, espectadores occidentales, atormentados por nuestra sucia conciencia y acosados por los problemas de obesidad extensiva desde la tierna infancia. Carter no era otro predador ni el ejecutor de la niña, no, sino su único redentor. La redimió y esparció la culpa al mundo, para que volviésemos los ojos por un segundo hacia la tragedia de Sudán y ayudásemos a esas criaturas a llevar su cruz olvidada. Carter no logró salvarla, pero es que eso ya (a unos más que a otros, desde luego) nos correspondería a todos.

Tres meses después de la muerte de su amigo Oosterbroek, a finales de julio de 1994, Carter recogió su Pulitzer y el día 27, a la vuelta, anotó en un papel que dejó en el asiento del copiloto: «He llegado a un punto en que el sufrimiento de la vida anula la alegría… Estoy perseguido por recuerdos vívidos de muertos, de cadáveres, rabia y dolor. Y estoy perseguido por la pérdida de mi amigo Ken…». El dióxido de carbono de su vieja furgoneta puso el resto, pero no sabemos hasta cuándo los opinadores y moralistas seguirán haciéndole pagar a Carter que nos diese ese aldabonazo y ese susto en la conciencia. De todos modos, los niños y los buitres seguirán estando allí. Aunque Carter ya no esté para retratarlo.

carlos gonzález -

SIMPLEMENTE ESTA FOTO RETRATA EL MUNDO EN QUE NOS TOCO VIVIR, Y LO QUE ES MAS, LA NATURALEZA DEL SER HUMANO, EL "HOMBRE ES LOBO DEL HOMBRE"; Y SOLAMENTE UN ESTUPIDO O UN CRETINO PUEDE DECIR QUE LA PERSONA QUE TOMO LA FOTO ES UN "BUITRE", CUANDO ESA PERSONA LO ÚNICO QUE HIZO FUE RETRATAR LA REALIDAD DE UN MUNDO HECHO Y DESHECHO POR EL PROPIO HUMANO, A LO CUAL ME VIENE UNA FRASE QUE DICE: SOLO HAY ALGO MÁS GRANDE QUE EL UNIVERSO Y ESTO ES LA ESTUPIDEZ DEL HOMBRE, FRASE QUE DESPÚES DE LEER ALGUNOS DE LOS COMENTARIOS AQUI DESCRITO ME PARECE LO MAS EXACTO PARA DICHAS PERSONAS.

samanta -

lo que hizo el fotografo fue muy feo porque no la ayudo y lo que hizo estaba mal asique ayudemos alos que necesitan y no votemos la comida por que ahy mucha gente que lo necesita toma consiencia y no desperdicies tu alimento

anonimo -

ace dias en una clase de la escuela me mostraron esta foto....

y en ese momento me pregunte xq existe tanta miseria en el mundo...me ice muchas preguntas a las que no encontre respuestas.....

si tan solo uviera una oportunidad para ayudar a esa gente q sufre tanto...xq una persona sola mucho q digamos no puede acer!!...mucha bola no te dan...

DIOS MIO te agradezco infinitamente lo que me das me siento privilegiada ante esas personas...

opino = que argentino hay q ablar menos y actuar...no sacamos nada con criticar...
no estamos ayudando en nada con eso...

lanys -

Me parece que todos los que critican a ese hombre que tomo la foto y que ya esta muerto son una cuerda de hipocritas porque de todas formas ninguno hacemos nada, no nos vamos a Africa a ayudar ni dar comida a nadie asi que por que criticar al fin y al cabo tambien somos unos buitres la diferencia es que nosotros tenemos comida pero aun asi no valoramos lo que tenemos

Argentino -

A ver esos moralistas que hablan tanto, uds que hacen para ayudar a esta gente, porque es muy facil criticar, lo dificil es actuar, hermano hay que criticar menos y más accion

CarlosPSV -

Ha sido un buen tio despues de todo, igual q todos nosotros q al morder un pan no pensamos q pasa al otro lado del mundo. La verdadera pregunta deberia ser ¿Q mierda haces para ayudar a los que lo necesitan? Escribir mientras se está sentado, con el abdomen inmenso, con toda la comodidad del mundo, es facil; ¿que tan facil seria estar ahi en el momento?.
Ahora que el tal kevin nos ha mostrado el dolor de las personas en Sudan debemos que en otros lugares pasa lo mismo en estos momentos. Hagan algo moralistas cojonudos!! y dejen descansar a los muertos en paz.

ericka tipaz -

es increible la foto pero creo que a muchos nos sevira para no quejarnos de lo que DIOS nos da cada dia, y quie no se maratara asi si realmente el vio esa esena ¡DIOS HASTA DOSNDE LLEGAREMOS!!

Diego Lima -

Estoy harto de leer estupideces sobre si lo que hizo Kevin Carter era o no correcto.
Estoy harto de todos esos moralistas de sillón que se la pasan criticando a gente que ha entregado su vida (como lo son una gran parte de los reporteros gráficos de conflicto).
Quiero preguntarles a esos "moralistas" desde donde escriben? Desde la comodidad de una casa? Conocen el hambre de cerca? Darían algo más que una puta opinión sobre el trabajo de otro, que equivocado o no, ha dado de si lo que pudo y creyó justo.
Carter se ganó el respeto de muchos de sus fotografiados. Ellos lo respetan. Pero un tonto con opiniones baratas en otra parte del mundo no.
Los felicito, han lavado su conciencia que se ensució gracias a esa fotografía. Esa fotografía que los OBLIGÓ a comprometerse, sin embargo para desembarazarse arremetieron contra el fotógrafo..."matar al mensajero". Problema resuelto, encontraron un culpable, ahora a dormir tranquilos por la noche, que el hambre en Sudan ya no existe.

Mark Antoni -

El señor que tomó esta foto se suicidó 4 meses despues de haberla tomado. La depresión causada por ver tanta miseria, esas escenas e imágenes dando vueltas y vueltas en su cabeza; la desesperación de que el mundo no hace nada o no hace lo suficiente para ayudara a esta gente que se muere literalmente de hambre.

A mi tambien me ha causado un gran alboroto en mi cabeza. Regresa a mi la imagen de este pobre niño haciendo su mayor esfuerzo por llegar gateando al banco de alimentos donde tal vez le puedan dar un poco de comida para sobrevivir un día más. Acechado por buitres esperando pacientemente a que se muera si no es que algún otro depredador como un perro salvaje, coyote, gato o vibora se le adelanta.

¿Que debemos hacer? Esa es la gran pregunta. ¿Ayudarlos o ignorarlos? ¿Los ayudamos a que tengan una vida mejor y se reproduzcan o los ayudamos a que desaparezcan?

Pensemos en que ese niño es parte de una comunidad de un pueblo de 6000 habitantes. Un pueblo que ha estado luchando sobrevivir asi desde hace 500 años si no es que tal vez lleven 5000 años comenzando en una tribu de solo 12 personas hambrientas. Hoy en día 1000 madres están embarazadas. De los 400 niños que lograron nacer el año pasado este año moriran de hambre y enfermedades 350. De los 50 niños restantes solo 10 llegarán a la edad reproductiva. En efecto la velocidad de crecimiento poblacional es lento. Es por eso que solo siguen siendo un pueblo de 6000 personas y no son una ciudad de 600,000 mil o de 3,000,000 de personas.

Llegan a mi mente ideas de ayuda: Vamos a juntar el dinero suficiente para regalarle a todos condones o mejor aún regalarles la operación de vasectomía a todos los hombres de esa comunidad. No quiero que sigan trayendo al mundo nuevos niños destinados a pasar las peores de las hambres y una muerte casi segura. Pero luego me detengo y pienso. Si lo haría en 60 años esa tribu desaparecería perdiendo el esfuerzo de muchas generaciones acumuladas en cientos o miles de años por alcanzar su sobrevivencia. No, no lo veo justo. Quien soy yo para decidir sobre si esa gente tiene derecho a la vida y a reproducirse. Hasta ahora entiendo porque la iglesia católica insiste tanto en evitar todo tipo de preservativos que impidan la reproducción argumentando que solo Dios tiene ese derecho, no los humanos.

El derecho a la supervivencia. Existe una fuerza muy grande que tenemos desde antes de nacer y que es mas fuerte que nuestra propia voluntad y se llama impulso de sobrevivencia. Es tan importante ese impulso que si no fuera por ese simplemente no existiamos. Aunque se me siga criticando, insisto en que el ser humano es un simple animal más sobre la tierra. Un animal que gracias a su espiritu de sobrevivencia ha desarrollado herramientas y características durante millones de años que hoy nos dan una ventaja de supervivencia sobre otros animales.

¿No les parece maravilloso el sabor de una rica naranja? El árbol de la naranja nos ofrece a los seres humanos o a cualquier otro animal que pueda treparse en el y llevarselas un festín de sabor. Nos da vitaminas, nos da líquidos, nos da fibra; ¿y todo a cambio de que? Pues a cambio de que exista la posibilidad de que una de las semillas ahi incluidas dentro de la naranja vaya a parar en un pedazo de tierra fertil y de la oportunidad para que nazca un nuevo árbol de naranjas. El árbol con ello cumple su misión de supervivencia. Existen miles de ejemplos en otras plantas, algunas usan otro tipo de frutas placenteras, otras exageran en la belleza de sus flores para atraer a los insectos polinizadores como por ejemplo las abejas. La fuerza de la supervivencia nos hace alcanzar metas y esfuerzos que a veces parecen exagerados. Todas aquellas plantas o animales que no le atinaron en sus esfuerzos por adaptarse a su medio ambiente ya están extintas. Nunca las conocimos. Solo conocemos las plantas y animales que han aprendido a desarrollar alguna forma de supervivencia y adaptación a su medio ambiente. A veces los métodos que han encontrado son de los más crueles que ningún Dios si es que existe estaría contento de oirlo. hablo de métodos tales como algunas especies de animales que en vez de parir un solo hijo, tienen 10,000 hijos. Y saben que 9980 de sus hijos van a morir. Pero que vale la pena pues con que 20 de sus hijos sobrevivan y lleguen a la edad de reproducción es suficiente para asegurar la continuidad de la especie. ¿No les suena algo parecido a lo que sucede en la comunidad donde vive este niño que esta acechado por el buitre?

Entonces la solución no es hacerle la vasectomía a todos los hombres de la tribu. ¿Entonces cual es? Bueno pues la mayoría opina que hay que llevarles comida. Tal vez si ese banco de alimentos no estuviera tan distante de la choza donde duerme el niñito ese pueda ser que no tenga que caminar o gatear tanto por ese alimento. Pongamos un banco de alimentos justo al lado de ese conjunto de chozas. Organizemonos para que siempre exista alimento y medicinas. Estamos seguros que con nuestra ayuda de los 400 niños que nacerán este año lograremos que por lo menos 350 lleguen a la edad reproductiva y en 20 años la población crezca al doble. No importa, enviaremos mas comida y mas alimentos. Y cuando la población crezca a 2,000,000 de personas pues no importa, a ver como le hacemos para conseguirles el alimento y medicinas que necesitan pues es el mandato de Dios que debemos ayudar al projimo. Esa tierra es claro que no tiene agua ni tierras fertiles para sostener un pueblo de 600 habitantes, mucho menos para sostener un pueblo de 2,000,000 Pero son nuestras mascotas y tenemos la responsabilidad de seguirlos manteniendo. ¿No? ¿Estoy mal? ¿Que que voy ha hacer cuando me muera? ¨¿Quien va a seguir enviandoles comida y medicamentos a esa gente que depende exclusivamente de lo que les hemos enviado por los últimos 30 años? Pues que mis hijos le sigan. ¿Y si tus hijos no les va económicamente tan bien como a ti y apenas tiene para medio mantener un nivel de vida que los acostumbraste desde pequeños? Bueno pues ya habra alguien que se encargue de alimentar a esos dos millones de personas que nosotros mismos ayudamos a que se reproduzcan. Y total que ese "alguien nunca llega" o ese "alguien no es suficiente" y en el año 2030 vuelve a suicidarse un fotografo despues de tomar más fotos de niños que no logran sobrevivir porque ya no tienen más fuerzas para lograr llegar al banco de alimentos y medicinas que durante tantos años patrocinamos. O peor aún que despues de tres dias de sangrarse las rodillas llegue y se de cuenta que el banco de alimentos esta vacio.

¿Entonces no hacer nada? ¿Quedarnos aqui paradotes o irnos a ver la televisión para sacar por un rato estas imágenes de la mente? O es mejor recordar cada 5 minutos que esta gente se esta muriendo y que tu no puedes solucionarlo y gritarle al el resto del mundo es no sea tan egoista y que voltée a ver el problema y acabar dándonos un disparo como un remedio fácil para no sufrir mas de depresión.

Yo escribo estas lineas en el año 2008. Un año en que el Internet nos permite escoger que videos, que fotografías y que audios escuchar emitidos desde cualquier parte del mundo y sobre cualquier tema que se nos antoje. Gracias a esta tecnología he obtenido esa y otras fotografías de estas escenas deseperantes de algunos humanos por sobrevivir. Y que nos hace pensar que esto no ha sido asi durante los últimos 5 millones de años? Imaginemos a los humanos que durante generaciones de padres e hijos caminaron nómadas por el mundo, cruzando el estrecho de bering, recogiendo lo que la madre naturaleza les pudo proveer en su camino. Imaginense a la madre de 9 meses cansada de tanto caminar, parir a su hijo sola en una cueva o bajo un árbol mientras sus familiares estaban de cacería para regresar dos dias despues sin nada en las manos. Recibir a un hijo que reclama alimento y una madre exhausta que solo puede dar gotas de leche. Yo sinceramente no creo que haya sido nada fácil ni rápido llegar de Africa a America. Y les agradezco tanto a esos seres humanos que en su lucha por su propia supervivencia lograron establecerse en este lado del mundo y que nos permitió miles o millones de años despues tener nuestro turno de nacer, crecer y reproducirnos.

Si un extraterrestre o bien un animal mas adelantado en la cadena evolutiva hubiera donado condones o hecho la vasectomia a esas tribus de hace miles de años yo no existiria.

¿Existe un ente pensante que planeo esto? ¿Existirá este ente pensante con razosinio, voluntad y una fuerza tan grande para hacer y desahacer lo que su imaginación le permita tener tan poca conciencia y dejar al desamparo a este niño de la foto? Yo creo que solo hay de dos sopas: a) Si existe un Dios que tiene unas muy extranas formas de expresar su amor a los seres vivientes o b) No existe ningún Dios.

Quienes me conocen votarán a que me voy por la segunda.





juan de tijuas -

no quiero caer en el devate si iso bien o iso mal pero lo que si es que me hizo ver la vida diferente que mala honda comonos quejamos por pequeneses y la verdad estamos bien la verdad muy bien ponganze a penzar en eso y si alguien sabe si la nina vivio pues no sean malos y aganlo saber en donde podemos ver eso

Juana -

Estoy de acuerdo con Yolanda.
Porque juzgar tanto...? A proposito...que tan cierto es que si alguien en estas condiciones (Tal grado de desnutricion) es alimentado...no aguantaria y moriria...? ahi queda la inquietud

Dor -

Pues yo no lamento en absoluto que se haya suicidado. Es mas,se lo agradezco. Un tipo que no solo hace la foto, sino que además no ayuda a la niña, y para rematar después de ver su "obra" no solo no la destruye, sino que la presenta a premio..... Demuestra que la mejor acción de su vida fue quitarse de enmedio. Y no admito a los que dicen que gracias a la foto esa somos conscientes de la realidad. Yo y la inmensa mayoria de las personas somos conscientes del hambre en el mundo, de las miserias y de todas esas desgracias. Como comparación puedo decir que todos conocemos la enfermedad del cancer, y no es necesario que nos enseñen una foto de un niño con leucemia y desahuciado para conocerla mejor. Me parece exhibicionismo. Los que le defienden creo que o son como él, o no han reflexionado aún sobre este tema. Un saludo.

Marcelo -

Yolanda, coincido contigo, todos demonizan al fotógrafo pero realmente la responsabilidad de que ocurran estos hechos aberrantes es de los lideres mundiales que digitan la marcha de este mundo y con sus egoismos provocan en forma directa o indirecta este tipo de situaciones. El fotógrafo sólo fue el mensajero, el que mostró la realidad, cruda, horrible, pero tal como es, a pesar de que no nos guste.

Yolanda -

Me parece increible algunas de las opiniones que he estado leyendo en esta web. Jamas pense que nadie pudiera decir; -eh! bien un cabron menos! de una persona muerta y más si era alguien como Kevin Carter, un ser respetable, puede que haya gente que no este deacuerdo en como actuo, es comprensible, pero no debemos olvidar que el no era el responsaboe de que la niña estuviera alli, y de que el no trabajaba en una ONG y , quiza, no tenia medios para salvarla. Su labor era simplemete mostrar al resto del mundo que es lo que sucedia en aquellos paises olvidados por Dios.


Es muy sencillo criticar a a Kevin Crater por abandonar a la niña, sí, todos decimos que la hubieramos ayudado, pero es muy facil decirlo desde el sofa de nuestra casa. Él aporto su grano de arena al mundo, aunque no parezca importe el abrio los ojos a mucha gente, y gracias al impacto mediatico que causó su trabajo consiguió "insuficientes" ayudas.


No defiendo al periodista, para nada, ya que yo personalmente no creo que hubiera sido capaz de dejar a una niña alli, sola. Al menos hubiera intentado hacer algo por ella, aunque no hubiera servido para nada, porque una vida humana vale más de lo que la gente se piensa. Pero yo hablo desde la ignorancia.


Kevin Crater habia renunciado a las comodidades del primer mundo para vivir en el infierno,y no solo eso, tambien arriesgaba su vida cada dia, y para mi, si al menos consiguio que una sola persona reflexionase sobre en que clase de mundo vivimos, valio la pena lo que hizo, no el abandonar a la niña, sino luchar por conseguir una foto conmovedora. Para nosotros es muy facil olvidar las cosas que suceden en ese lugar, basta con apagar la tele, pero el problema no desaparece, sigue ahi y hay muchas personas que sufren; personas que podiamos ser nosotros.


Por eso, yo creo que no deberiamos perder el tiempo si Kevin Carter hizo bien o se comporto como un mostruo, todo eso son cuentiones insignificantes, deberiamos criticar a aquellas personas que verdaderamente son responsables del problema; a aquellos que no les conviene que ese pais, o su pais, salga adelante.

(Me gustaria que me dierais vuestras opiniones)

Arthur Mandela -

Sin duda alguna que calificar a Carter de "buitre" no es más que un recurso dialéctico para esconder la cobardía que subyace en nuestra indiferencia por las calamidades que azotan a otros pueblos, y que Carter nos ha revelado que pueden ser tan próximas como los 50 Cms. que me separan de una foto.

Esta foto es un índice acusador sobre la aburguesada indiferencia de los países desarrollados, y eso molesta, por supuesto, a los que preferirían vivir en un mundo sin problemas. Los que vivimos en países empobrecidos por la vagabundería de sus políticos y la estupidez de los pueblos que los eligen conocemos de cerca el drama de la niña sudanés, la crueldad del buitre acechante y el infierno de quienes, como Carter, se atreven a denunciarlo.

richey edwards -

judge yourself.

Juan Pérez -

No sé quien era más buitre de los dos...

Un cabrón menos, pero al menos este ha pagado.

Joe -

Les recomiendo el siguiente link,http://www.elpais.com/articulo/paginas/fotografia/pesadilla/elppor/20070318elpepspag_10/Tes para que puedan hablar con propiedad del tema. Sin hacer conjeturas de donde no se puede hacerlas. Además les sugiero que, si pueden acceder al reportaje del diario El Mundo, descubran la verdad detrás de ésta fotografía. Una cosa más, según la tradición católica de donde proviene la leyenda de Judas Iscariote, este no hizo nada más que cumplir el designio divino que le fue encomendado, y no traicionó a nadie, pues sin él, la mentira del cristianismo no se habría logrado difundir de la manera en que lo hizo.

nimnaiz -

es impresionante

si alguien es capaz de marcharse como si nada pasara despues de ver esto sin ningun tipo de remordimiento, no puede ser capaz de suicidarse por mala conciencia.

Lore -

Es una historia increíble. Le he dedicado un post a fondo.

Jien -

Sólo quería decirle al tal Baya, que mezclar política con esto es bastante triste, y que el señor Zapatero y toda la panda de "amantes del pueblo" del PSOE son tan patéticos como puede serlo Bush o Aznar.

José Fuentes -

No culpemos a Carter por una responsabilidad que nos compete a todos si Carter es culpable por tratar de mostrarnos el momento sin hacer nada nosotros somos el doble por no hacer nada al ver aquella foto y mas que odiarla yo la admiro me gusta aquella foto almenos habia alguien ahi cuanta gente muere inutilmente sin dejar nungun rastro. Hagamos algo hermanos humanos.

Anónimo -

Está claro que la muerte le perseguía a Carter.

Dos accidentes donde salió ileso y un suicidio frustrado.

Y al final, fotografiar lapresencia de la muerte le costo la vida.

Con todos mis respetos, creo que la crítica es totalmente desmesurada. Incluso, hipócrita.
Sin duda, la crueldad que se aprecia en la fotografia es brutal, despreciable, en cierta medida.
Pero creo que deberíamos situarnos en su lugar (por cierto, no se sabe si ayudo a la niña, pero sí que espantó al buitre)y tratar de enterder su punto de vista.
a nosotros, los espectadores, se nos presenta como una situación aislada, pero lo cierto es que estas escenas se repiten constantemente. y supongo que al final, todos llegaríamos a comportanos como Carter.
Espero que no te moleste mi critica. Saludos.

buensancho -

Gente hay de todas clases en el mundo, están, para seguir con las caracterizaciones, los buitres, los tiburones y los borregos, tambien los avestruces... sádica crueldad la del fotografo si en verdad su comportamiento fue como se describe, sádica indolencia la de todos los que seguimos esperando este tipo de imágenes para sentirnos conmovidos por tragedias particulares, en especial si están inmersas en historias escabrosas como esta... hay un libro de Pérez Reverte, se llama "El Pintor de Batallas", recomiendo su lectura... tal vez el autor lo escribió motivado por esta misma fotografía o la historia que de ella se cuenta... no lo se... en cualquier caso me imagino que debe existir algún mecanismo de defensa o de control al menos que permita a esta gente hacer su trabajo, (por demás desagradable en mi opinión), un mecanismo que les impida volverse locos o renunciar a ello, (sea esto sano o no)debe ser el mismo mecanismo que permite a los que prestan ayuda activa, médicos, asistentes, enfermeros, voluntarios, etc. discernir y determinar sobre que individuo en particular "tiene sentido" esforzarse, entendiendo "sentido" como la expectativa de sobrevivencia, de posibilidades de vida... tal vez no podia hacerse ya nada por la niña, tal vez el verdadero quid de la cuestión sean las razones por las que un ser humano como esta criatura debió terminar su terrible vida dentro de un cuadro de tal horror, o como terminaron sus dias aquellos niños de Guernica, o de los Balcanes, o de El Salvador, o de Palestina, o de Irak... o de nuestra calle... terminar como terminan, sin hacer distingos entre buitres, ratas o simples hormigas las que "observen con serena impaciencia" el desenlace para lanzarse sobre el banquete que se les ofrece... al final lo que este "judas" nos ofrece y debería lograr ademas de titulares y premios y portadas es sensibilizarnos por los que aun no están en situaciones tan desesperadas y terminales, el punto es si lograremos algún día desviar nuestras miradas de los horrores concretos e irremediables hacia la zona nebulosa y poco conocida de los horrores evitables, tal vez ese dia estos "judas" del bang bang club se tengan que dedicar a tomar fotos de bodas y bautizos y no de como morimos....

BaYa -

Hola, lamento hacer un comentario que quizás levante otros, que difícilmente leeré ya que encontré el blog por casualidad, buscando material sobre Carter. Pero me parece que tan de "buitre" es lo que Carter hizo en su momento (si es que lo hizo - no ayudar a la niña), como el estar denigrando a alguien que ya está muerto. Peor aún, juzgar alguien que ya se juzgó a si mismo indigno de seguir viviendo!! Alguien que no puede defenderse ni contar qué pasó realmente después de la foto. He leido varias versiones del comportamiento de Carter, desde el relato que dice que hizo la foto y prosiguió su camino, hasta otro relato (hecho por él mismo) en el que cuenta que la niñañ fue llevada a un campo de refugiados de las cercanías donde, al final parece que sobrevivió a la desnutrición severísima que ya padecía.
De cualquier manera, no me parece nada valiente ni tampoco profesional calificar de buitre alguien que ya murió, además básicamente por culpa de la fama que esta foto le proporcionó. Un buitre muerto es Pinochet y uno vivo - Bush o José María Aznar (como mucho Jiménez Losanto). Pero no alguien que quiso hacernos ver lo que de verdad pasaba en Sudán en el 94; aunque sacara una fama inmerecida o incorrecta.
Y bueno, creo que es todo lo que tenía que decir.

Juan -

No se si llegaste a leer mi post de hace algún tiempo ( http://sisolomusica.blog.com.es/2006/04/19/pulitzer_de_fotografasa~740459 ), de todas maneras me gusta que coincidas conmigo en post y en la historia que rodea a la fotografía en cuestión. Una lástima que no hayas puesto la canción de Manic street Preachers, grupo que en su día te recomendé y espero hayas empezado a escuchar.

Yo en mi blog la colgué junto a la foto, y en mi nuevo blog http://sisolomusica.blogia.com (donde por fin y gracias a tus indicaciones ya cuelgo canciones) espero hacerlo pronto, pués iré poniendo los artículos viejos de este.

Sigue así y a cuidarse, y si te pasas a ver alguna de mis bitácoras (se me olvidaba que no te gustaba lo de "blog") ya dirás algo (aunque también sé que no eres amante de los comentarios). Desde Zaragoza, saludando al verano (37º) un abrazo.

Juan
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres