Blogia
rocko weblog

El inicio del hombre Murciélago

El inicio del hombre Murciélago “Batman Begins, de Christopher Nolan, explora los orígenes de la leyenda de Batman y la aparición del Caballero Oscuro como fuerza del bien en Gotham...”

Un extraño frió recorrió mi medula al entrar al cine y acomodarme en mi butaca, ese frió que sientes al ver a leyendas de cine reducidas a su mínima expresión en manos de un director mediocre, que se merecen respeto por estar ahí, pero que no merecen nada por echarles lodo a esas grandes entidades del cine. Mientras me siento voy recordando la estupidez de “El Exorcista: el inicio”, deseando no volver a ver algo tan estupido en pantalla grande.

Antes de todo había leído por ahí que este nuevo o primer batman se iba a pasar por las babuchas a todo lo que ya se había visto de los anteriores y eso sonaba bien ya que los últimos batman se habían dado a la tarea de meter todo lo que se podía como si no pudieran haber mas secuelas, haciendo de las dos ultimas una retrospectiva a la serie de tv que de tanto verla te da risa.

Pero en fin ahora con este nuevo Batman la cosa es diferente, refresca la idea de un superhéroe de esos con los que uno de niño se magnificaba y es que ver Batman el inicio es como empezar todo de nuevo, volver a niño esperando el próximo capitulo a ver que pasa.

Una historia muy bien contada en una metrópoli que no esta muy alejada de la realidad de algunos países, Gotham City, corrupción, violencia, ira, drogas, asesinatos, miedo... Miedo; esa herramienta poderosa, un arma de dos filos, una situación explotada por quienes disfrutan causándolo, por quienes se han encargado de que la ciudad se rinda al mal... esa ciudad donde todas las bajas pasiones son el pan de cada día y es un secreto a voces.

Tal como se dijo, en este inicio se olvida totalmente de lo contado posteriormente y la historia nace fresquerita de la imaginación del escritor David S. Goyer y el Director Christopher Nolan en base a los antiguos comics del oscuro héroe.

Retomando la parte más oscura del personaje, algo que ya hizo -a su modo- Burton en las dos primeras cintas anteriores, el primer acierto de esta re-invención es obvio: el apego estricto al espíritu y a lo ocurrido en la creación del personaje. La muerte de los padres de Bruce es un desencadenante, junto con el emblema y peso del murciélago como motivo recurrente y relevante, y no hay doble juego; la muerte ocurre en el callejón, por un asaltante común (nada de un Joker asesino en esta ocasión) y Bruce tendrá que lidiar con el peso de su apellido, de las muertes que vivió, y del crimen que azota el mundo que conoce. No basta sólo decir por qué surgió Batman, sino el cómo, y evitando el camino fácil: no se trata de mostrar una secuela o una precuela, sino de un nuevo comienzo. Batman Inicia, el título lo dice todo.

“…Tras el asesinato de sus padres, Bruce Wayne viaja por el mundo buscando la manera de combatir la injusticia y utilizar el miedo contra los que se aprovechan de los que tienen miedo. En su viaje, en la zona del Tibet, el enigmático Ra’s Al Ghul le ofrece aquello a lo que aspira: el aprendizaje, la disciplina, la preparación, la creación de algo capaz de vencer el miedo, de cambiar el sentido y el rumbo de la gente. Un mentor, un proceso, y un cambio. Bruce regresa a Gotham y da a conocer a su alter-ego: Batman…”



Christopher Nolan (el genio detrás de Memento) nos devuelve un héroe verdadero, un hombre que -sin superpoderes- debe enfrentarse al mal con un estilo propio, con las ventajas de su apellido y herencia, con el beneficio y problemas de cargar un nombre a cuestas. Todo está ahí, nacimiento de la baticueva y un bati-tanque-móvil incluido (otro gran mérito del guión).

Así, y con actuaciones brillantes y más que adecuadas para el tono y género, la historia nos presenta a un Bruce Wayne (Christian Bale, gran elección) apoyado sin cuestionamientos por un encantador Alfred (Michael Caine), a un Teniente Gordón también en sus inicios (otro brillante comienzo, encarnado por un Gary Oldman que se sale de sus roles habituales más violentos), a un amigo y proveedor tecnológico (Morgan Freeman) y a una hermosa amiga de la infancia (Katie Holmes), otro personaje decidido a combatir el mal a su modo.

Los enemigos no podrían quedarse atrás, así que el re-inicio debía incluirlo todo: corrupción (un correcto Tom Wilkinson), violencia y enemigos conocidos que figuraran en los comics iniciales y clásicos, pero que al mismo tiempo se salieran por completo del ciclo anterior para romper las comparaciones y permitir que la saga naciese libre por completo. ¿Los elegidos? El misterioso Ra’s Al Ghul y El Espantapájaros. Dos seres clásicos (quizá no los más conocidos por todos, pero completamente adecuados, además de ubicuos gracias a un guión magistral) que nos permiten comprender el origen real del hombre murciélago y las causas reales de la enemistad con sus opuestos. Ken Watanabe, Liam Neeson (como siempre, verlo actuar es una delicia) y Cillian Murphy completan y representan el grupo de mentores/enemigos.

Si bien es cierto que el perfil oscuro del personaje de Ra’s Al Ghul se dibuja en un plano más accesible al del comic (donde se trata de un ser aparentemente inmortal, de 600 años, cuya obsesión es dominar el mundo), el trabajo de integración (y el hilo aparentemente simple en el que tenemos al Asilo Arkham como semillero del mal, para esta cinta y las que sigan) está muy trabajado, y todas las historias terminan por resultar completas e integradas: el inicio del bien es paralelo al trabajo del mal, y nadie podrá cuestionar la mezcla o argumentar que se faltó el respeto al comic. El Espantapájaros es justo como se describe, potenciador del miedo, y uno de los enemigos más constantes en los comics clásicos.

Un final digno de tan excelente película y una pista a lo que sigue, a la continuación anhelada desde ya, con un nuevo villano esperado por todos, con la promesa de mantener el tono en esta nueva saga, y de mantener este listón tan alto como se ha puesto en esta ocasión.

Batman el inicio, una vez mas, nos hace olvidar algunas bazofias hechas a su nombre y nos lleva pasos atrás y le devuelve la verdadera esencia al hombre oscuro en una ciudad oscura, si Bob Kane la viera estoy seguro que al igual que yo diría que esta es la mejor película sobre Batman hecha hasta la fecha.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres