Blogia
rocko weblog

Matar a la araña

Matar a la araña

Sam Raimi ha demostrado que se puede aplastar a la araña al tercer intento. La formula es hacer de un personaje oscuro un comediante callejero tonto disfrazado de negro y con un flequillo que viene a ser la marca del demonio.

Spiderman 3 tenía todo para ser una gran película, había venido con aire renovado. Después del chasco de su primera entrega, en su segunda parte (donde no puedo dejar de admirar a un villano favorito como el doctor Octopus) había una cierta mejora que hacia presumir que la regla era ir de menos a mas, la tercera parte venia con tres nuevos villanos que habrían bastado para articular una mediana buena historia, una millonada en producción y demás vainas, hacían guardar torpes esperanzas. Pero a Raimi le ha pesado la camiseta y ha hecho un desastre cinematográfico.

Sabiendo el desenlace, Raimi se hubiera ahorrado unos pesos llevando, en las primeras escenas, a Spiderman, el duende verde Jr. y a Sandman a terapia para que hablen (¿porque la gente no se sienta a hablar? Se solucionarían todos los problemas) y llanto y consuelos de pormedio el buen Arácnido se ahorraba un par de líos para abocarse de lleno a luchar con Venom. Porque el spider se “enreda” entre tanto villano como Raimi se enreda entre tanto guión disperso (Como toda película de comic se lo merece ahí aparece un desconocido mayordomo que se tienta a decir “Señor Bruno Díaz” pero recuerda que es otro Héroe), en vez de crear a un héroe oscuro redimido como en Batman Begins, la maldad de Raimi se ha reducido a crear un Jim Carrey en The Mask.

La película ha roto taquillas y ha recuperado en una semana el dineral que se ha gastado y si es que alguien tiene en mente hacer una cuarta parte habrá que invertir unos pocos dólares mas en mascaras del arácnido porque siempre parecen haber sido confeccionadas en china.

Añadan a Spiderman 3 a lista de héroes sacrificados.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Raven Z -

Excelente revisión de esta película, no podia ser más decepcionante el trato de este guión de telenovela mexicana.
Más que homicidio parece suicidio de la araña, ya que McGuire aportó a este fracaso dejandose dirijir tan mediocremente en su transformación a "viudo loco alegre".

Saludos,
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres