Blogia
rocko weblog

Calvin, Hobbes y el joven Lovecraft: Terror e imaginación

Calvin, Hobbes y el joven Lovecraft: Terror e imaginación

Ya que hemos entrado al terreno de la comparación post-Calvin & Hobbes, mencionado un articulo atrás, no me queda mas que admitir mi grata sorpresa al toparme con artistas que a su modo crean nuevos comics. Comics que mantienen la esencia de la tira que los inspiro y que quizás en forma de homenaje retratan momentos clásicos vistos en las tiras de Watterson.

Básicamente lo que pretendo subrayar es ese homenaje en donde retratan momentos vividos por dúo creado por Watterson y que de tanto en tanto los nuevos artistas del comic resaltan, ya sea de forma grafica o en los diálogos que mantienen los personajes de las tiras. Historias que nacen de historias, como diría ya algún autor del comic contemporáneo mencionado en este Blog.

Las aventuras del joven Lovecraft

Seria redundar sobre quien fue y sobre lo que representa hoy en día Howard Phillips Lovecraft, sin embargo robare la presentación que hace José Oliver, en ese intento de comic que ha sobrepasado ese afán de intento y se esta convirtiendo en una especie de referente obligado hacia las nuevas tendencias del comic moderno, a mi modesto parecer:

“Howard Phillips Lovecraft, escritor, misántropo, gatófilo y lector compulsivo, fue el genio de la literatura de terror que nos legó el ciclo de los Mitos de Cthulhu y cambió para siempre la noción del género apoyándose en todo lo que aprendió de Poe, Maupassant, Hope Hodgson y otros. Pero antes de que se convirtiera en autor de culto, Lovecraft vivió una infancia y juventud realmente mágicas. Todo ese mundo infantil sería el que le ayudaría a conformar la cosmogonía que de adulto crearía. Estas tiras cómicas son una crónica de esa juventud apócrifa y no narrada nunca antes -salvo en mentirosas biografías- que vivió Lovecraft. Os presentamos al Joven Lovecraft".

Pues de eso trata este nuevo comic, que tiene en el alma una pizca de Calvin y Hobbes. Mencione un artículo atrás que me había encontrado con un lujo de comic “La imaginación de un niño llevada al extremo, el niño que en un futuro seria uno de los más importantes del género del terror” y creo que resumo en esa frase el peso especifico con el que viene cargado este comic.

Los autores en sus propias letras:

El Hombre Que Pía: Otro de los pseudónimos de El Hombre Que Pía es Bartolo Torres Prats. Aparte de quedar finalista en el certamen de cómic Art Jove 2003 y de ganarlo ex-aequo en 2004, El Hombre Que Pía se dedica a dibujar las tiras de El joven Lovecraft.

Cisne Negro: También conocido como José Oliver, Cisne Negro mantiene la web y el blog del mismo nombre. Como su profesión de filólogo no le da para mucho, tiene el tiempo libre suficiente para perpetrar toda clase de atrocidades literarias. Una de ellas es la creación y la guionización de estas tiras.

Semejantes perfiles le dan a la tira el plus de estar escrita y dibujada por personas que llevan influencias “Lovecraftianas” corriéndoles por las venas y sin duda mantienen ese humor negro que les marca la infancia de H.P. Lovecraft, esa infancia jamás contada a no ser por las pequeñas pinturas que Howard Lovecraft reseña en sus “algunas notas sobre algo que no existe” donde escribe sobre su afición hacia la literatura fantástica, las historias de los “hermanos Grimm” o “Las mil y una noches” y con esa afición a la literatura fantástica emergían también las ideas e historias extrañas que en cierto modo parecen ser retratadas en el comic.

Influencias de Calvin & Hobbes en el Joven Lovecraft

El hecho de de relacionar a Calvin y Hobbes con el Joven Lovecraft, no es una relación tirada de los pelos ya que como el mismo autor, José Oliver escribe: “Calvin y Hobbes es la mejor tira cómica jamás creada, de la mano de Bill Watterson. El joven Lovecraft le debe mucho a esta gran obra.”

Además de mencionarlo, parece recurrir un par de veces a las bases que manejo Watterson en su tira: La imaginación: Que no necesariamente apareció en Calvin & Hobbes, pero que fue uno de los principales impulsores para incluirlo al comic. La cultura literaria: Watterson la usa cada que puede, reflejada también en el joven Lovecraft, cuando escribe sus “grandes reescrituras de los clásicos”. El humor simple y gratuito, visto en la primera tira de Calvin y Hobbes, que se repite en un par de comics del Joven Lovecraft.


Moe: Te golpeare en el recreo, bobo / Calvin: Deberías ser bueno conmigo, Moe.
Moe: ¡Habla! ¿Por qué? / Calvin: Porque algún día mis dólares del impuesto estarán pagando tu celda de la prisión.
Calvin: Mi gran problema es que mis labios se mueven cuando pienso.

El joven Lovecraft, un comic salido del horno que merece la pena leerse.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

hermosa -

Y pensar que no me gustaban los comics... :)

JQ -

Me ha gustado mucho tu artículo. Dices que la tira se está convirtiendo en "una especie de referente obligado hacia las nuevas tendencias del comic moderno": me encantaría pensar que es así en verdad.

No voy a esconder nunca que C&H es una de mis influencias más importantes a la hora de escribir, porque si lo escondiera no serviría de nada, es obvio. Incluso subconscientemente, esa influencia me traiciona. Cuando, tras escribir las primeras tiras con el matón "Big Joe" volví a revisar las de C&H, vi que el niño que acosa a Calvin se llamaba Moe. El subconsciente me había traicionado bautizando a nuestro matón de forma demasiado parecida. Finalmente, lo dejé correr, pero eso os dará una idea.

Y una cosa que me gusta que hayas visto es lo del uso de la cultura literaria. Ese ingrediente va a seguir presente, y mucho, en el futuro. Sólo puedo decir que veremos aparecer a algún que otro escritor muerto por la tira.

Saludos, enhorabuena por el artículo y muchas gracias de corazón.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres