Blogia
rocko weblog

El azar es la metafora perfecta...

La existencia discurre en la mayoría de las ocasiones por un laberíntico camino con gran influencia de las circunstancias, muchas veces lleno de sorpresas y avatares y nada fácil, donde con frecuencia surge el azar con múltiples consecuencias: unas negativas y otras positivas. También podríamos representar a nuestra vida en un barco, que cruza mares y océanos con sus bonanzas y tempestades en busca de un anhelado puerto, que represente un lugar de descanso y de ventura. Porque en última instancia, la criatura humana siempre va en pos de ideas de felicidad. Y no pocas veces sufre de espejismos como los caminantes del desierto.

Los antiguos filósofos ya se ocuparon ampliamente del destino del hombre con sus fatalidades, casualidades, eventualidades, riesgos, aventuras... éxitos y fracasos en definitiva. Y buscaron explicaciones.

Hay muchas circunstancias, muchas situaciones... El problema es muy complejo y tiene diversas facetas. Son muy ilustrativas las biografías de personajes, tanto hombres como mujeres, que han destacado en alguna actividad o por un motivo especial en alguna época de la Historia. Analizar sus vidas en el supuesto de que tengamos los suficientes datos, tratando de descubrir sus incógnitas, es apasionante conocer la influencia o intervención en ellas del factor azar y suerte, dos palabras con significado muy semejante. Porque a todos nos interesa conocer las claves del éxito para aplicarlas en nuestras propias vidas. Y evitar el fracaso. No podemos soslayar el hondo tema de la educación y la formación humana en sus más variados aspectos, aparte del amplio mundo de los ideales y de los sentimientos, comprendiendo en este contexto también algo muy primordial como es la experiencia, a veces penosa, que adquirimos día a día con la correspondiente forja del carácter, que es fundamental.

Es incuestionable que existen el azar o la suerte, en más o menor medida o proporción, en la vida de las personas con resultados muy varios. Y que aparecen sorpresivamente, condicionándolas hasta muy profundamente para bien o para mal. Es una circunstancia que surge de pronto y que altera la existencia de forma notable... hasta drástica y dramáticamente. Se puede poner muchos ejemplos: un accidente, una pérdida de empleo, una enfermedad, una aguda crisis económica y social, una revolución, una guerra, toda clase de cataclismos naturales como terremotos, huracanes, inundaciones...

Por el contrario, hay golpes de suerte inesperados y que resultan muy favorables: premios de lotería y quinielas; determinadas circunstancias propicias, que hacen progresar; la aparición de una persona poderosa e influyente en un determinado asunto vital que protege y ayuda; una agradable etapa de paz y prosperidad con el consiguiente bienestar; el famoso "tío" rico de América, que ha dejado una fortuna... y mil otros motivos de ventura, que pueden surgir en cualquier momento por "chiripa" con la consiguiente alegría.

La existencia es una caja de sorpresas, en la que el azar y la suerte juegan en la misma un papel muy importante en muy variados aspectos negativos y positivos, como decía al principio.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres