Blogia
rocko weblog

Bolivia: El suicidio del Congreso

Cuando la Cámara de Senadores decidió por 15 votos contra 12 la reelección de Hormando Vaca Díez cometió el error político más grande de su malhadada gestión en lo que va del presente período legislativo.
Mientras el país se recupera raudamente de la desgraciada noche "gonista", cuando el Presidente de la República hace esfuerzos notables por sintonizar con el sentir popular, cuando todas las señales políticas inducen al cambio y la renovación, el Congreso de la República se enfrenta en contra ruta a cualquier racionalidad y sentido de responsabilidad nacional.
Nadie puede entender la elección de las directivas camarales. La insistencia en repetir lo malo aparece como un ejercicio de autoflagelación muy difícil de asimilar. En primer lugar, es incomprensible la actitud del Movimiento Al Socialismo de Evo Morales, votando por la plancha completa encabezada por el MNR y acompañada por el MIR y la NFR. ¿Creerá el líder cocalero que de esta manera responde al sentimiento de sus electores? Más grave aún es el ensimismamiento de la "megacoalición" que demuestra no haber entendido en absoluto el mensaje de octubre del año pasado y mucho menos el del Referéndum del 18 de julio.
Transformación e innovación, sustitución de lo nuevo por lo viejo, renovación generacional es lo que la gente esperaba de la elección de las directivas camarales. El Congreso tenía la oportunidad de ponerse a tono con el país, de acompañar la gestión de Carlos Mesa, de someterse a la voluntad popular, pero no, hizo exactamente lo contrario... decidió suicidarse.
Y esto es lo realmente grave. El Pueblo y el presidente Carlos Mesa a muy corto plazo se encontrarán con un Parlamento hostil, tranca y que no permitirá avanzar en el proceso de renovación democrática que debe culminar con la Asamblea Constituyente. Hormando Vaca Díez no permitirá la realización de la Asamblea Constituyente, el Juicio de Responsabilidades a Sánchez de Lozada, ni la legislación necesaria para sacar al país de su crisis económica. Entonces la opción será terrible: cerrar el Parlamento o ceder a la conspiración.
En cualquier caso el presidente Mesa ha demostrado que, en situaciones límite, no le falta valor y decisión para sobreponer los intereses del pueblo a cualquier motivación subalterna.
Cuesta aceptarlo pero la "Megacoalicion" se levanta después de haber estando patadas de muerto en la política boliviana, mucho se dijo del movimiento de las piezas por Gonzalo Sánchez de Lozada desde los EEUU, parece mentira pero nuevamente los poderes del estado están -otra vez- en manos de una generación política que era necesario que muera.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres